Automovilismo

Está listo el nuevo auto de Riestra

Se trata de un Ford Fiesta Kinetic que armó el ZP Sport. La nueva unidad iba a debutar en la Clase 3 del Turismo Pista en la fecha que se iba a correr en abril. El Coronavirus y la suspensión del campeonato llevaron a retrasar el estreno. Según confirmó el riogalleguense, en la charla que mantuvo el pasado lunes por el Instagram de la categoría, el flamante auto estará en pista cuando se reanude el certamen. Además, el representante nuestro habló de sus inicios, de los mejores y los peores momentos en el automovilismo y de sus objetivos para este 2020.   

El riogalleguense ya tiene ganas de volver a correr. (Foto: F. Vignolles)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Sin la acción, la palabra cobró mayor importancia en la Clase 3 del Turismo Pista. Es la manera que encontraron los responsables de la categoría como para mantener viva a la misma en estos tiempos de cuarentena por la pandemia del Coronavirus. También la forma que hallaron los dirigentes de la APTP para mantener a los pilotos cerca de los fanáticos, miles por cierto a lo largo y ancho del país. Estos últimos encontraron a través de esta muy buena idea, la posibilidad de pasar un momento ameno y agradable junto al TP. Ya no con los autos y la velocidad de los mismos sino con las historias y anécdotas de los propios protagonistas.

Poco después que comenzara el aislamiento social, preventivo y obligatorio surgió entonces esta iniciativa. Una, y hasta dos veces por semana, la categoría hace transmisiones en vivo a través de la red social Instagram. Se trata de un ciclo de charlas en donde los pilotos se muestran tal y cual son. Responden preguntas del anfitrión y hasta del público en general, las que en resumen permiten conocer más y mejor al entrevistado. El último en participar fue el piloto de nuestra provincia, Cristóbal Riestra. Antes lo había hecho el también riogalleguense Thiago Martínez. La nota con el ahora nuevo integrante del equipo ZP Sport duró poco más de 30 minutos. Durante la misma, se lo vio cómodo y distendido hablando de todo. Desde sus inicios y hasta los objetivos propuestos para este año.

La cuarentena

En nuestro país, desde mediados de marzo que se está cumpliendo con el aislamiento obligatorio. Para romper el hielo, Riestra fue consultado acerca de cómo estaba pasando estos días de cuarentena. Vale la pena recordar que en esta provincia la misma se está transitando desde hace unos días con cierta flexibilidad. Esto, dijo: “Salgo pero no mucho. Lo hago por diferentes actividades pero cuando puedo, y los compromisos me lo permiten, trato de quedarme en mi casa. Estoy entrenando y girando un poco en el simulador, a la espera de que vuelvan las carreras”.

 

Sus comienzos

Como casi todos los pilotos, Riestra arrancó en el karting. Aunque su primera experiencia en el mundo tuerca no fue la mejor. Y casi que terminó a la par que empezó debido a un imprevisto, y menor, accidente. Pero el joven piloto logró revertir la situación para hoy vivir este auspicioso presente en el deporte. “Arranqué de muy chico. Mi primera experiencia arriba de un karting fue mala por llamarla de alguna manera. No tenía mucha noción de lo que estaba haciendo, no podía casi diferenciar lo que era el acelerador del freno. Tuve un accidente deportivo y como que eso me marcó un poco. Me generó algo de rechazo. Recién un par de años después pude volver. Lo hice en una categoría Promo. Ahí le tomé un mejor gusto al karting y corrí hasta cerca de los 15 años. Participé de los torneos locales de Juniors y Seniors. A los 16 años me subí a un Gol para correr en el Turismo Pista Santacruceño. Hice dos años en la categoría hasta que me apareció la posibilidad para competir en el Turismo Pista. También tuve la posibilidad de probar en el TN. Opté por el TP porque era una categoría que estaba en pleno crecimiento y porque se trataba de un certamen en el que ya habían participado otros santacruceños”, contó uno de los dos santacruceños que hoy corren en el TP.

 

El Turismo Pista

Con el correr de los años, y en base a los buenos resultados locales, a Riestra se le presentó la oportunidad de correr más allá de los límites de nuestra provincia. Al respecto, el ahora piloto del ZP Sport, señaló: “Nuestra idea era salir del campeonato zonal y pasar a competir a nivel nacional. Lo hablamos con la familia en ese momento y la posibilidad del TP nos pareció la más acertada. Por eso nos metimos en la categoría y la verdad es que estamos muy contentos con la decisión que tomamos”. Cuando arrancó en esta importante categoría del orden nacional, Riestra y los suyos tenían en claro que primero debían adaptarse para luego ir en busca de buenos resultados. Así lo expresó el propio protagonista: “Sabíamos cuando llegamos al TP que había muchos pilotos fuertes en la categoría. Entendimos igual que lo nuestro pasaba por otro lado. Queríamos sumar experiencia. Teníamos en claro que al principio los resultados no nos iban a acompañar y que la cuestión iba a estar en seguir trabajando”.    

 

Objetivo 2020

La temporada pasada, con varias carreras ya en el lomo, Riestra se propuso alcanzar una meta por demás exigente. Estuvo cerca de dar con la misma, pero sobre el final, un par de inconvenientes lo privaron de poder hacerlo. “El año pasado nos habíamos propuesto quedar entre los diez primeros del campeonato. No pude cumplir esto. Faltando dos fechas para terminar la temporada venía décimo en la tabla pero en las últimas dos carreras se me quedó el auto. El no haber podido sumar en el cierre me quitó la posibilidad de alcanzar mi meta”, remarcó.

Desde lo emocional, la temporada empezó bien arriba. Los resultados no llegaron, otra vez por problemas con el auto. Sin embargo, el objetivo sigue siendo el mismo. Ambicioso éste. Respecto de la meta que se trazó para este certamen, el representante nuestro dijo: “Arrancamos el 2020 pensando otra vez en terminar entre los diez mejores del campeonato. Aunque la idea también es estar más cerca del podio. La verdad es que en las primeras pruebas no nos fue bien ya que tuvimos diferentes problemas que nos hicieron abandonar tanto en Buenos Aires como en Alta Gracia”.

 

De cal y de arena

La carrera de un deportista está llena de momentos. Algunos buenos y otros no tanto. Los que más saben, dicen que son mayores los segundos. Para llevarles la contra, Riestra se acordó de uno en especial en el que no la pasó bien. Como contrapunto, eligió un par de los que sí guarda un grato recuerdo. Esto fue lo que contó: “Mi peor fin de semana en el TP fue en la carrera de Buenos Aires del año pasado. Había terminado tercero pero después me recargaron y esa sanción me llevó a quedar finalmente fuera del podio. No estuve de acuerdo en su momento con lo que pasó pero creo que esas son cosas también del automovilismo. En cuanto a carreras buenas que tuve se me vienen a la mente dos. Ambas del zonal. Una que gané hace dos años atrás justo el día de mi cumpleaños. La otra, una que hicieron en homenaje a mi abuelo. No la pude ganar, lo hizo mi tío pero, bueno, quedó todo en familia”.

 

En modo Zen

La juventud de Riestra, quizás, lo lleve a transitar los malos momentos de una manera más enérgica. Vehemente. Sin embargo, es algo en lo que está trabajando para poder cambiar. Así lo manifestó: “Tengo sangre caliente. En el último año y medio cambié un poco de estrategia. Ahora cuando me bajo enojado del auto me voy al motor home y ahí me descargo. Trato de canalizar la ira de otra manera. Igual se me pasa rápido. Mi familia me ayuda mucho en ese sentido. Me enseñaron a ver que en el automovilismo de diez carreras ocho te vas triste. Son muchos los que me apoyan. Mi mamá, mi tía Inés, mi prima Zoe, mi novia y Néstor Romero, por nombrar a algunos. Son los que más están a mi lado, conteniéndome y simplemente alentándome”.

 

Se viene el Kinetic

Para el final, y no por eso menos importante, Riestra se guardó de hablar del nuevo auto. De esta manera, finalizó casi la entrevista: “Con el ZP, equipo con el que estoy corriendo desde fines del año pasado, ya terminamos el armado del nuevo auto. Es un Ford Kinetic. Lo íbamos a presentar en la tercera fecha pero con esto que pasó con el Coronavirus y la suspensión del campeonato no lo pudimos hacer. Seguramente lo vamos a poner en pista cuando se levante la cuarentena y se reanude el certamen. Con el Renault Clio, la idea es traérmelo para el Zonal o bien ponerlo en alquiler en Buenos Aires”.