Pandemia

Esperan las dosis para vacunar a trabajadores de la salud municipal

En medio de la polémica por la aplicación de vacunas en conocidos de referentes políticos, desde la Municipalidad recordaron que están listos para empezar a aplicar la Sputnik V. Piden inmunizar al personal sanitario de los dispensarios.

Dra. Marcela González.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La llegada de las vacunas Spuntik V a Santa Cruz no estuvo ajena a la polémica. En la localidad de Piedra Buena, Río Turbio y Gobernador Gregores hubo denuncias de aplicaciones por fuera de los protocolos y "amiguismos". Mientras tanto en Río Gallegos el tire y afloje entre la Municipalidad y el Ministerio sigue. Desde la Comuna recordaron ayer que cuentan con el centro de vacunación listo para ser puesto a funcionar y piden que les envíen las dosis necesarias para hacerlo. En tanto, solicitaron que se inmunice al personal de salud que depende de ellos y realizan trabajos en los dispensarios. En el ínterin, esperan que se agilice el sistema de transporte y distribución ya sea de la vacuna rusa o cualquiera que logre llegar al país.

 

Listos

El centro de vacunación se encuentra ubicado en el gimnasio municipal 17 de Octubre. Fue anunciado por la gestión a principios de enero, en el marco de una recorrida con funcionarios del Ministerio de Salud. Espera poder vacunar cerca de 300 pacientes por día, aunque falta el elemento fundamental: las dosis.

El lugar está dispuesto en el predio deportivo hace semanas, con toda la infraestructura a la espera. Se trata de un circuito en el que el ciudadano realiza un breve trámite, un tiempo de espera y posteriormente la aplicación de la vacuna. Desde la Comuna esperan que se agilice la llegada de dosis no solamente de la Sputnik V, sino también de todos los acuerdos que tiene cerrados el Gobierno nacional con los diferentes productores. En tanto el ANMAT continúa aprobando la utilización de emergencias de aquellas que siguen avanzado en los procesos de investigación.

En este marco, TiempoSur se comunicó con la secretaria de Salud de la Municipalidad, Dra. Marcela González. " Me entrevisté en diciembre con el Ministerio de Salud, acordamos armar el centro de vacunación como otros más que van a tener asiento en Río Gallegos. Posteriormente las vacunas que llegaron fueron menos cantidad porque fue así en todo el país. Para la vacunación para mayores y las profesiones esenciales no pudimos usar el vacunatorio", lamentó.

"El personal de salud municipal en los centros de salud atiende a más de 5 mil personas por mes", sostuvo. Pidió que se termine de inmunizar a los trabajadores para que puedan continuar realizando su trabajo normal.

De acuerdo a lo que explicó el intendente Pablo Grasso se va a ingresar por la calle Puerto Santa Cruz, allí se va a corroborar el turno, se toman datos y se asigna un box. Luego de la vacunación, el vecino es trasladado a una sala especialmente acondicionada, se va a quedar un tiempo de entre 15 y 30 minutos y luego puede retirarse.

 

La refrigeración importa

En caso de ser necesario, la Municipalidad de Río Gallegos cuenta con una gran herramienta para el almacenamiento de las ampollas de la vacuna Sputnik V, que deben mantenerse a una temperatura de 20° bajo cero. Se trata de un conteiner refrigerado que cuenta con un sistema de control de temperatura. Puede alcanzar los -35 grados y en caso de variación térmica, emite una alerta al teléfono celular asignado.

Se trata de un Container Reefer de 12 metros de largo equipado con una unidad de refrigeración integral Carrier-Transicold – R-134ª para controlar la temperatura dentro de la cámara.

Además de la regulación de temperatura, estas unidades integrales proporcionan un enfriamiento de hasta -35°C y también permiten un intercambio controlado del aire fresco.

Los Reefers trabajan con energía trifásica y con voltajes de 220, 380 y 460 volts, y para ponerlo en marcha inicialmente debe haber suministro de energía trifásica equivalente a 15 kw o superior, y su consumo es de 08 Kw/hora.

Las ampollas de la vacuna Sputnik V deben mantenerse a una temperatura de 20° bajo cero, a partir de los 18° bajo cero ya se deterioran. Por ello se debe controlar de manera permanente el nivel de temperatura, tarea que se realizará a través de una sonda colocada en el equipo y que marca de forma permanente los registros de cambio de temperatura para tener la seguridad que el contenido del container nunca perdió la cadena de frío.


COMENTARIOS