Fijaron domicilio

Era perseguida por dos sujetos y la socorrió un auto que pasaba

Sucedió en los primeros minutos de ayer, en la intersección de las calles Ramón y Cajal y 25 de Mayo, cuando dos jóvenes rescataron a una chica, que al parecer era perseguida por dos sujetos. Tras un rastrillaje la policía logró demorarlos y llevarlos a la dependencia, donde por disposición de la Justicia recuperaron la libertad.

La joven fue ayudada en Ramón y Cajal y 25 de Mayo (captura GoogleMaps).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Pasados unos minutos de las 00:30 de ayer, el personal de la Comisaría Primera fue requerido en la esquina de las calles Ramón y Cajal y 25 de Mayo, ya que una joven eran perseguida por dos sujetos.

El personal se dirigió rápidamente al lugar y dialogaron con la víctima. Ella les contó que regresaba a su casa, cuando estos dos hombres, al parecer comenzaron a perseguirla, por lo que ella corrió gritando y cuando cruzaba la calle, un rodado habría parado y se subió.

Ante la llegada de los policías, los sospechosos se separaron y emprendieron la huida, por lo que los efectivos se dividieron en dos grupos y comenzaron a seguirlos, hasta que los demoraron a unas cinco cuadras del lugar, para luego ser llevados a la dependencia.

En cuanto a la chica, se conoció que sufrió lesiones y radicó la correspondiente denuncia en la dependencia.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción de turno, de donde se dispuso que ambos fueran identificados. Por lo que se conoció, uno tendría 25 años y el restante 32, quienes fueron trasladados al Departamento Judicial y allí se realizaron las diligencias de rigor.

Posteriormente fueron llevados nuevamente a la dependencia, donde se les informó que una vez cumplidos los plazos legales, es decir las seis horas de aprehensión, debían fijar domicilio y recuperaban su libertad.

Mensajes en redes sociales

Por otra parte se conoció que una de las chicas que rescató a la joven, publicó un mensaje en Facebook, en cual les pide a todas las mujeres que no caminen solas.

Dicho mensaje reza: “Cuando decimos que hay que cuidarnos entre nosotras, no mentimos... Y a vos que vas en auto si ves a alguien corriendo pidiendo ayuda FRENÁ no te cuesta nada.

La verdad no se que hubiese pasado si mi compañera no frenaba, y hacíamos subir a una piba que se cruzó llorando a los gritos porque unos pibes se la querían llevar. (Calle Ramón y Cajal y 25 de Mayo).

Solo volvía de la Universidad, como nosotras. La vi así y me vi a mí hace un mes cuando un hijo de re mil p…a me venía siguiendo desde que salí de la Universidad hasta mi casa. EN LA ESQUINA DE MI CASA, calles que camino todos los días.No caminen solas!!!”.