La alternativa

Entrenando como Gladiadores

Se trata de una iniciativa que lleva adelante Carolina Vega en Río Gallegos, liderando un grupo de entrenamiento físico al aire libre “para mejorar la calidad de vida”.

El grupo es cada vez más grande.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Entrenar siempre hace bien y en este caso la historia gira en torno al grupo “Gladiadores” que formó la atleta local, Carolina Vega, quien le comentó a TiempoSur que el grupo nació en octubre de 2019.

“Hace rato que venía con ganas de hacerlo porque yo corro hace un par de años, daba clases y mis alumnas o contactos que venían mis posteos les daba ganas de correr o saber más cómo es esto de correr”, indicó.

Luego agregó: “Después de hacer un par de cursos, me decidí a largarme, aunque yo no les hago un entrenamiento personalizado, sino que los ayudo a que se larguen a correr. Hay gente que empezó de cero y hoy trotan más de 5 kilómetros”.

LOS DETALLES

Carolina contó que ellos se juntan tres veces a la semana y “algún finde” que otro nos vamos a un lugar que no fueron a correr antes como la toma de agua en Palermo, la Escuela de Policía, Laguna Azul y eso a la gente le encanta porque recorren lugares que nunca recorrieron”.

También indicó que “hay gente que se largó porque quiere trotar y pensó que nunca lo iba a hacer y se dan cuenta que, con el tiempo, pueden. Al principio cuesta aguantar el aire o el dolor de piernas, pero de a poquito, sumando metros o kilómetros, se puede”.

Dijo que, en cada entrenamiento, hacen movilidad articular, juntándose cerca de su gimnasio, cerca de la terminal y que ahí hacen la entrada en calor en distintas direcciones, variando el entrenamiento.

Caro dijo que es “siempre al aire libre” y que así lo piensa mantener todo el año, incluso en invierno porque muchos se están acostumbrando a las condiciones climáticas.

“Salvo que haya mucho viento o mucha tormenta, no se suspende. Yo los quiero concientizar que acá hay que acostumbrarse al clima que tenemos”.

Contó que se pueden sumar interesados “a partir de los 14 años o acompañados con los papás si son más chicos, pudiendo empezar de cero si no tienen condición física”.

“En el grupo se los motiva como para que se den cuenta que sí pueden y que a pesar del clima, la actividad física ayuda mucho física y anímicamente. Los motivamos a que mejoren su calidad de vida”, finalizó.