Coronavirus

Enfermera confirmó que en un hospital de Santa Cruz utilizan barbijos de baja calidad

Lo hizo la Licenciada de Enfermería del Hospital de Río Turbio. Advirtió que los barbijos no son aptos para ser utilizados en un nosocomio y que el Director del Hospital está al tanto. Acudió a ATE y entregó nueve notas en donde además denunció la intensificación de tareas de los enfermeros.

Barbijo casero no apto que la enfermera utiliza en el Hospital.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La Licenciada en Enfermería Carolina Ruiz, que trabaja en el Hospital de Río Turbio, afirmó primero por las redes, y luego a TiempoSur, que los barbijos de baja calidad que se dieron a conocer por Facebook, son utilizados por los enfermeros de este nosocomio.

En diálogo con este medio la referente del área de Epidemiología de este hospital, Dra. Susana Tello, había advertido que esos barbijos son “donados por la gente”, y que no fueron entregados por el Ministerio de Salud provincial. Además, son utilizados pero en zona verde y amarilla, donde no hay pacientes sospechosos, y no en zona roja.

La enfermera aclaró que si bien no sabe si los entregó el Ministerio, estos barbijos sí se utilizan en el hospital.

“Desconozco la procedencia de esos barbijos, vienen embolsados; en Farmacia, se entrega el paquete y se va repartiendo. Lo que sí conozco es que nos dan esos para que trabajemos nosotros. Los tengo en la sala de internación adulto, parto y preparto, que es donde yo trabajo. De hecho ayer trabajé a la noche y me encuentro con los mismos barbijos”, dijo.

Ruiz destacó que en el hospital todavía no cuentan con pacientes aislados por COVID-19, pero que “no debemos desconocer al asintomático”. Es decir, se puede atender a un paciente en urgencias sin previamente entrevistarlo y se lo debe asistir con el uso de este barbijo de baja calidad.

“Asistimos otro tipo de pacientes y pretenden que los atendamos con estos barbijos, que no cumplen con la mínima seguridad, nada”, advirtió y sostuvo que no les entregan los barbijos quirúrgicos, que cumplen con las normas de prevención.

“Puede haber un paciente tranquilamente asintomático, como los que llegan repatriados”, afirmó.

Esta situación es conocida por el director del Hospital, Dr. Marcelo Blanco, a quien le reclamaron. “El Director, si avala que en mi sector me lleven estos barbijos es porque él cree que son suficientes para mí, lo que es una cuestión errada”, sentenció e insistió: “No se pueden usar en el hospital”.

Por ello, pidió que si estos barbijos pueden utilizarse, debe existir un documento que lleve la firma de un profesional de la salud, que avale que los enfermeros pueden utilizar estos barbijos en donde no hay pacientes COVID-19. “Ningún médico del hospital se tomó el atrevimiento de hacerlo. Si es zona verde y no hay inconvenientes, bueno, que firmen una nota y tengo resguardo legal, pero nadie firma nada”, precisó.

Pero quizás otro dato importante que contó la enfermera es que atendieron pacientes sin protección. “Los barbijos son sociales, pero no para uso dentro del nosocomio, como ya sucedió que atendieron pacientes sin ningún tipo de protección y después debieron salir volando a hacer hisopados. No entremos en ensayo/error porque no sirve para el COVID-19”, demandó.

Todo esto fue reportado en el libro de reporte de novedades diarias de enfermería de la sala de internación, parto y preparto.

También efectuó un reclamo ante ATE en la Cuenca Carbonífera, con nueve notas que entre varios puntos, reclaman la falta de insumos y la intensificación de tareas, en donde un enfermero “trabaja con hasta 10 pacientes, lo que es ilegal”.

“Esto pasa con muchos colegas en hospitales de la provincia pero no lo denuncian porque tienen miedo”, aseguró y remarcó que el Director del Hospital “sabe todo”.

 

La otra parte

En su edición del martes, la Dra. Tello indicó a este medio que los barbijos son donados por la gente, y que el Ministerio de Salud provincial “nos da otro tipo de barbijo para protección personal”. “Salud no puede darnos barbijos de esa calidad, porque el que dona debe ser un barbijo reglamentario, sino no lo pueden entregar”. De tal manera -mencionó- que los barbijos expuestos en las redes - destacó- son de “campaña”, es decir, se pueden utilizar en “zona verde” que pueden ser los pasillos del hospital, pero “no son barbijos para utilizar en una zona roja o amarilla” que es donde asisten a personas sospechosas de COVID-19.

Este medio se comunicó con el secretario de Estado y Salud Pública, Ignacio Suárez Moré, para ampliar la información, pero no hubo respuesta.


COMENTARIOS