Pico Truncado

En un operativo disuadieron a los despedidos

Desde ayer temprano los despedidos exigían dialogar con autoridades municipales. Al parecer iba a existir diálogo y cuando ingresaban por la noche a la Comuna, fueron dispersados por la Policía de Infantería tras una orden judicial. En el lugar se presentó un concejal, quien denunció que fue sacado “a los empujones”.

Despedido que amenazó con prenderse fuego.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los despedidos del Municipio de Pico Truncado que exigen ser reincorporados y el cobro de meses adeudados ayer intensificaron su protesta. Cuatro ex municipales habían pedido hablar con el intendente Osvaldo Maimo, y al no haber respuesta uno se tiró nafta y amenazó con prenderse fuego. Ante esto, la Secretaria de Gobierno les habría comunicado que los recibiría, pero transcurrido un tiempo, desistió.

Allí el grupo de los “208”, que hace mención a la cantidad de cesanteados por Maimo, resolvieron subirse al techo del Municipio. Las mismas personas después decidieron trepar por una antena ubicada cerca de la Comuna, ante la falta de respuesta oficial.

“Esto es porque el Intendente no tiene la voluntad por lo menos de darles una explicación así vuelven a sus hogares y dejan de lado el reclamo”, dijo a TiempoSur el edil Carlos Mansilla (Socialismo Santacruceño). El edil fue uno de los cinco concejales que no aprobó ad referéndum los dos decretos del jefe comunal que dispuso los despidos.

“Los chicos fueron al Concejo Deliberante y los hemos atendido y les dijimos hasta dónde podemos actuar y qué podemos hacer. Pero si Maimo no explica su postura y dice el motivo por el cual no los reconoce como personal de planta permanente, se exacerbarán estas situaciones que esperemos no lleguen a mayores consecuencias”, advirtió.

Añadió que también se aguarda que la Jueza de Instrucción N° 1 trate el expediente que envió la Cámara de Apelaciones de Caleta Olivia, el cual anuló el fallo del juez Castello, cuyo magistrado había desestimado los amparos colectivos que presentaron los despedidos. “La Jueza tampoco fue capaz de recibirlos y explicarles cuál es la situación judicial”, precisó.

 

Se desmadró

Estas declaraciones las brindó el edil ayer antes de las 18:00. Horas después el conflicto aumentó.

En horas de la noche un grupo de despedidos estaba ingresando a la Comuna para mantener el diálogo tan esperado, en donde había algunos medios presentes que trasmitían en vivo y se divisaba un policía dentro del Municipio. De las trasmisiones se pido oír detonaciones –resultaron ser balas de fogueo- y se ve corridas por la presencia de la Policía de Infantería que dispersó a los manifestantes.

 

La orden

En horas de la tarde ayer la Justicia Federal y Provincial emitieron una orden en la cual autorizó a la policía a intimar a los manifestantes de desistir de su accionar en el Municipalidad.

Dicha orden fue emitida desde el Juzgado Provincial de Instrucción Número 1 a cargo del Doctor Leonardo Pablo Cimini. La misma especificaba que los manifestantes debían terminar con las manifestaciones a cabo de una hora, desocupando el edificio municipal y alrededores. Por otra parte, el documento abarca el desarrollo de actas de infracción a los artículos 205 y 194 por la violación al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Los disparos fueron escuchados por el edil Mansilla, quien fue hasta el lugar. Muy nervioso no pudo emitir declaraciones al mismo medio que filmó la represión, pero fue contactado por TiempoSur.

“Vine a preguntar qué pasó. Me había ido contento porque había principio de diálogo, los hicieron entrar y en realidad era un operativo para detenerlos y disuadir todo”, contó a este medio.

Al llegar al Municipio habló con la Comisario Cerezo de la Seccional 1°, a quien le preguntó si existía una orden judicial. “Me dijeron que me retire y no me explicaron por qué hubo un operativo”, precisó.

“Quiero que me expliquen, porque no creo que sea un operativo por trabajadores apostados afuera del Municipio”, añadió.

Hoy, adelantó, consultará con abogados para saber los pasos a seguir.

“Me sacaron a los empujones del lugar, esto me puso muy nervioso y jamás viví esto, y ni siquiera en gobiernos militares pasó esto. Me sorprendió el operativo. Esto es muy grave, queremos ver quién autorizó y cuáles fueron los hechos”, relató. Advirtió que con sus 57 años -nacido y criado en Pico Truncado- “jamás vi un operativo como éste”.

 

Comunicado de Gobierno

Al cierre de esta edición, mediante un comunicado, se realizó una serie de aclaraciones sobre el conflicto que se desató esta noche, alrededor de las 21:00, en la localidad de Pico Truncado y que tuvo involucrada a la policía y desocupados.

En el mismo rememoran que un grupo de personas desde temprano amenazaron con cortes en el ingreso a la localidad del norte santacruceño por la Ruta N° 12 y se apostaron en el municipio. Éstos forman parte del reclamo que se llevó adelante en el mes de diciembre y fue judicializado, añaden, remarcando que eran cargos políticos y la justicia falló a favor del municipio en este sentido por una mala designación de la gestión anterior.

Hoy (por ayer) a la madrugada cortaron ruta 12 ingreso a Truncado y avanzaron con una manifestación en el municipio que incluyó personas encadenadas y quema de cubiertas, además una persona se roció con combustible y amenazó con quemarse por lo que intervino bomberos, detallan.

En este marco el comunicado expone que los manifestantes no plantearon instancias de diálogo o negociación, ya que exigían para levantar las medidas la firma de un acta compromiso por parte del municipio para reincorporar a las 208 personas “algo que no se puede hacer porque ya intervino la justicia y le dio la razón al intendente Maimo en el conflicto”.

Ante la negativa de la firma y en violación del aislamiento social preventivo y obligatorio, algo que fue notificado al juzgado interviniente –aclara- un grupo de las personas que exigían ingresos al municipio, entraron al edificio y comenzaron a romper las instalaciones a la vez que encerraron al intendente y otros tres funcionarios comunales.

Un grupo de la policía ingresó a las instalaciones con orden judicial a las 19:30 “y dispersó a quienes se encontraban rompiendo el mismo, y con los funcionarios y el intendente de rehenes. Se dispersó el interior y quedaron solo dos mujeres que se negaron a retirarse”. Especifica que en este contexto habían quedado unas 80 personas afuera que volvieron a ingresar; algunos se subieron al techo y antenas del municipio. La policía con Infantería realizó un operativo de desalojo dispersando a los manifestantes con balas de fogueo, no de goma.

En ese operativo se logró que el intendente y los funcionarios –dos de ellas mujeres- se retiraran del municipio, y fueron aprendidas 18 personas que fueron trasladas al Hospital para realizar revisión médica según los protocolos vigentes.


COMENTARIOS