Trasplante de órganos

Emotiva carta de los papás de Zahira a un año de su trasplante

Hoy se cumple el aniversario de aquel momento que la niña de Río Gallegos recibió la noticia y fue derivada a Buenos Aires para ser operada y trasplantada.

Zahira hoy.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Cuando te comunican que la vida depende de recibir un órgano de parte de un donante, en ese preciso instante, comienzas a soñar que ese órgano llegue lo antes posible, a pesar de que uno sabe que esto implicará el dolor para algunas personas por la pérdida de un ser querido”, así comienza el relato de la carta que enviaron los padres de Zahira Quinteros a TS-Digital, al cumplirse un año del trasplante de riñón de la niña.  

“Pero hoy es un día muy especial mi hija Zahira Quinteros cumple 1 año de trasplantada todavía recuerdo ese día como hubiese sido ayer cuando me llamaron que había un riñón para ella. Te amamos  pasaste por muchas cosas tan chica de edad a enfrentar tu enfermedad pero así nunca nos rendimos”, cuenta la misiva donde relata la incertidumbre y la satisfacción que vivió la familia.

 Por eso rescatan “la vida, la esperanza, la solidaridad son valores que adquieren una gran relevancia, al momento de hablar y entender el tema de la donación de órganos” y remarcan que “debemos tomar conciencia de que, ante la irremediable pérdida de un familiar, se deben donar sus órganos porque hay muchas personas enfermas en lista de espera”.

No dejemos que sus órganos vayan al cielo no te conocí,  vi una foto tuya, no enteramos cuál era tu nombre, solo sé que sos el ángel lolito al que le debo la vida, sos un milagro que Dios me regaló”, agrega la carta para recordar a pequeño Lolo, el niño de Santa Fe que falleció a causa de un aneurisma y fue su donante.

“Fueron sus padres los que tomaron la decisión ¡Lo que sé es que gracias a ustedes hoy estas viva Zahi! Sin dudas, soy feliz porque puedo seguir disfrutando. Tengo sentimientos encontrados, mi corazón feliz con la vida por un lado y paralelamente, triste porque tu familia llora tu ausencia. ¡Nunca te olvidaremos Lolito, angelito, camina al cielo!”, concluye.


COMENTARIOS