Los Protagonistas

Eloy Echazú: entre la fe, el peronismo y la militancia

Empezó en el área gremial, pasó por la Junta Vecinal de su barrio y hoy es Diputado por Río Gallegos. Su cercanía con el intendente Pablo Grasso y los vecinos. El Legislador contó como construyó su carrera política.

Eloy Echazú, en la banca del Concejo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Eloy Echazú consiguió en agosto ingresar a la Cámara de Diputado como legislador por el Municipio de Río Gallegos. Pero su carrera política comenzó mucho antes, en el gremio de UPCN donde conocería a quien sería su dupla durante más de una década en la política, el ahora intendente Pablo Grasso. Echazú pasó por varios puestos: en primera instancia lo hizo desde la junta vecinal de su querido barrio Natividad de Jesús, siendo Secretario General en el Concejo Deliberante y posteriormente ocupando la banca. Peronista de chico, afiliado al Partido Justicialista desde que tuvo oportunidad de hacerlo, hoy quiere seguir cercano al ciudadano de la capital santacruceña. Pero ¿cómo fue el trabajo que hizo durante una década? Quizás habría que remontarse todavía más atrás, a finales de los 90.

“Mi formación fue político-sindical. Arranqué en el 98 en UPCN, primero como delegado y después en la Secretaría de la Juventud. Hice muchos trabajos en la parte social. Luego con la junta vecinal” recordó Echazú en diálogo con TiempoSur. Rememoró que allí conoció a Pablo Grasso, con quien luego encararía el proyecto político de Construyamos Juntos dentro del peronismo.

Echazú relató que hacían actividades desde la juventud, muchas de ellas destinadas a la prevención. Grasso en ese entonces estaba en la coordinadora de la Juventud Peronista. Hubo viajes al interior y dictado de talleres en Río Gallegos.

De chico, Peronista

Echazú se afilió al partido apenas tuvo edad legal para hacerlo. Quien lo llevó por la rama del Justicialismo fueron sus padres, quienes lo hicieron conocer la doctrina de toda la vida. 

“Mi padre es antiguo militante, con mucho trabajo en lo social y político. Desde ahí la información” indicó el entrevistado. Su mamá por su parte, le regaló un libro que todavía atesora. Se trata de “La razón de mi vida”, que escribió Evita. “Siempre abrazó la política y ayudó a los demás”, dijo sobre Eva. “Mis viejos me decían que eso era el peronismo” recalcó.

Su papá estuvo de chico al lado de Néstor. De hecho, se lo puede ver en un fragmento de un video conocido, donde se creó el Ateneo en la capital santacruceña. Allí la propia Cristina Fernández presentaba a quien sería presidente.

“Mi referencia con Néstor fue de lejos, mi viejo estuvo más cercano con él. Mi imagen hasta el día de hoy es de un compañero militante, que siempre escuchó y siempre estuvo con los compañeros de base. Es el ejemplo de la militancia” analizó sobre el ex Presidente.

“Los dirigentes se forman. Néstor salió de Río Gallegos siendo el intendente y llegó a la presidencia. Algo tienen las personas así” sostuvo.

Familia y fe

Echazú siempre ha sido un hombre de fe. Es conocida su creencia católica y ha mantenido sendas reuniones con cada uno de los obispos de la Diócesis de Río Gallegos. Para él, los extremos son peligrosos, aunque considera que muchas veces la religión y la política llegan a conectarse. Para el Diputado, la fe es un horizonte para el ser humano. “Obviamente que la Iglesia Católica me forma y me ayuda mucho. Todos los extremos son malos, pero a mí me apasiona la política. Continúo trabajando en ella, porque la tomo como un servicio hacia los demás” indicó. De todas formas, la fe siempre está, hasta en la casa. “Es un ejercicio de hablar, discutir y llegar a puntos en común”.

Habló sobre la realidad actual de la fe católica, que se ve sacudida con la llegada del Papa Francisco que llevó –dentro de lo que se puede- creencias más vanguardistas a la religión.

“El Papa plantea muchas acciones, como la modernización de la iglesia católica”.

Pasando por varios estamentos legislativos, Echazú tiene claro quiénes son sus cables a tierra. Se trata de sus hijos, que le ponen también la mirada en el horizonte. Pero la política apremia y a veces los tiempos no son los que uno desearía, pero él prefiere calidad por sobre cantidad. A esto se le suma la actividad deportiva que realiza en el día, a fin de mantener el cuerpo también ocupado.

Ahora encarará otra carrera desde marzo, que tendrá que ver con la tarea legislativa en la Cámara. Tras dar el salto desde el Concejo Deliberante, cuenta con un respaldo en la tarea.

“Es algo nuevo, legislar en la Cámara tiene cosas internas que varían, pero siempre digo que lo voy a tomar con mucho honor y responsabilidad, mucho trabajo. Al fin y al cabo, la banca es de ellos” sostuvo.

Tanto el Concejal como el Diputado del Municipio, no debe perder el contacto con la realidad. Mi ciudad es Río Gallegos. Si me piden una reunión para solucionar el problema, voy a estar.

Mi rol será el mismo. Ellos me votaron, me debo a los vecinos. Mejor ahora que tenemos al Intendente. No solo para la foto, sino para ver la proyección en la ciudad. Se lo tengo que transmitir y ahí estaré” cerró.


COMENTARIOS