Dan por finalizada la instrucción

Elevan pedido de juicio para Pablo Núñez

Núñez se encuentra detenido desde el pasado 16 de abril, sospechoso de haber asesinado a su ex pareja Jesica Minaglia. La jueza instrucción, Dr. Noelia Ursino lo imputó por el delito de “femicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía” y realizó el pedido de elevación de juicio a la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción.

En abril se cumple un año del femicidio de Jesica.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se conoció que la Dra. Noelia Ursino, a cargo del Juzgado de Instrucción de Puerto Santa Cruz, dio por finalizada la etapa instructiva que tiene como único imputado a Pablo Núñez, un cabo de policía, acusado por el femicidio de su ex pareja, Jesica Managlia, ocurrido el 15 de abril del 2020 en la localidad de Piedra Buena, por este motivo realizó el pedido de elevación a juicio a la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción, según consignó el periodista Ariel Aguirre.

Cabe señalar que el Cabo de Policía se encuentra detenido luego que la Jueza de Instrucción le dictara el procesamiento con prisión preventiva y así seguirá hasta el momento de ser sentado en el banquillo de los acusados frente el Tribunal Oral.

 

Testimonio de la madre

A días de cometido el femicidio, Nely, madre de Jesica, brindó detalles del hecho, en uno de los programas que se emite por Canal 13. Recordó que él (por el Cabo Primero) le escribía porque Jesica no contestaba el celular, “le dije que le patee la puerta y dijo que no. Como que quería que yo fuera”. Ella decidió ir y llegando a la esquina vio que estaba la luz prendida. Golpeó la puerta y escuchó el televisor prendido. Se asomó y vio la llave del lado de adentro, pero pensó que se estaba bañando. Unos minutos después empujó la puerta y se encontró con la escena. “Estaba su cuerpo detrás –de la puerta- pero del codo para abajo, su manito, toda ensangrentada”, detalló la madre, añadiendo que el sillón, blanco, estaba completamente cubierto de sangre.

Ante esto, llamaron a la ex pareja y rápidamente llegó la policía. “Él baja de la camioneta y mi hijo me dice que él lo miraba y le decía ¿Ian, vos entraste? Le dijo ‘no´ y ahí lo tratan de agarrar, pero su reacción fue muy tranquila. Me miraba y me decía ´qué pasó´ y yo le gritaba que Jesica estaba muerta”.

Por último, la madre de Jesica expresó: “Solo pido que no me dejen sola, quiero justicia para mi hija porque ella solo quería ser feliz. Me había dicho ´mamá, me separé, quiero ser feliz junto a mi hijo´ y me la mataron, me la entregaron en un cajón cerrado”, concluyó.

 

El hecho

Pasados unos minutos de las 13:00 del 15 de abril de 2020, un hombre se presentó en la casa de su ex pareja, con quien tienen un hijo en común, en la ciudad de Piedra Buena. Al ingresar la encontró tirada en el suelo con el rostro ensangrentado, como así también sus prendas de vestir, por lo que el hombre, quien es un Cabo Primero de la policía provincial, llamó rápidamente a sus pares de la Comisaría Segunda de la localidad de Piedra Buena, quienes rápidamente se presentaron en el lugar junto a una ambulancia. El médico ingresó a la casa y observó que la mujer estaba de cúbito dorsal ensangrentada y al revisarla constató que no tenía signos vitales, por lo que se solicitó la presencia del personal de la División Criminalística.

Cabe señalar que desde nuestra ciudad capital partió una comisión de peritos, quienes a su llegada realizaron una inspección ocular en la casa y alrededores.

La mujer fue identificada como Jesica Natalia Magalí Minaglia, de 30 años, quien era docente y trabajaba en la escuela del río. En cuanto a su ex pareja, Pablo Alejandro Núñez, tenía 36 años y prestaría servicios en la Comisaría Primera de Piedra Buena, quien se encontraba desde hacía poco tiempo separado de la docente y con quien tenía un hijo menor de edad. 

Durante la noche del 15 y madrugada del 16, los uniformados realizaron dos allanamientos y posteriormente detuvieron a Núñez.


COMENTARIOS