HCD

El “reordenamiento” de Maldonado y qué hará con los que no van a trabajar

El concejal electo, Emilio Maldonado, sería elegido presidente del cuerpo, por lo que deberá revisar la gestión del edil saliente Evaristo Ruiz. En qué área se encuentra cada empleado y la exigencia para que “cumplan sus funciones”.

  • 18/11/2019 • 12:03
Emilio Maldonado será el presidente del Concejo Deliberante.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Es muy probable que el concejal electo más votado, Emilio Maldonado, (FPV-PJ) sea elegido por sus pares como el nuevo presidente del cuerpo.

Tendrá la potestad de definir el modo, funcionamiento y trabajo en el recinto pero también revisar qué es lo que le dejará la gestión saliente de Evaristo Ruiz, edil radical que asumirá a una banca en la Legislatura provincial.

“Al empleado hay que tenerlo bien para que pueda trabajar con normalidad”, aclaró primero Maldonado a TiempoSur.

Pero con lo anterior resuelto, adelantó que exigirá que los empleados “cumplan con sus funciones” ya que “para eso todos les pagamos un sueldo”.

Buscará conocer cuánto personal hay “en cada oficina”, y llevar adelante un “reordenamiento”.

“Es más fácil de lo que por ahí se piensa, porque hay que ver los papeles y ver a qué área pertenece cada uno”, destacó.

Cuando asuma en diciembre -precisó- es el periodo en el cual se caen las afectaciones. Así volverán al recinto y se podrá saber a ciencia cierta “el número exacto de empleados”.

-TS: Si detecta una gran cantidad de empleados que no van a trabajar  ¿analizó que hará?

EM: Hay que llamarlo para que retome su puesto laboral y como dije antes, para eso se le paga un sueldo, para que vayan a trabajar. No podemos darnos el gusto de que no vayan a sus puestos de trabajo. También entiendo que hay que poner en condiciones muchas cosas en el Concejo.

Será una especie de reordenamiento, pero yo creo que se hace en conjunto con el empleado. Recuerdo que en un momento nos hicieron firmar tipo una encuesta, un papel que decía datos, con el DNI, cuando entró Roquel. Fue quizás una burla porque no pasó nada, siguió todo igual. Tengo otra forma de trabajo: para mí el trabajo debe ser en conjunto con el empleado. Ir a charlar, ir oficina por oficina. Es un poco engorroso, pero hay que hacerlo.

-Cuando asuma revisará la gestión de Evaristo Ruiz. Lo que encuentre y le llame la atención ¿lo dará a conocer?

Cuando asume un concejal asume con su asesor o asesora y tiene un secretario general, que es una especie de persona con la que dialogará para ver de qué forma  solucionar lo que se vaya viendo, las falencias. No es que lo haga yo, sino que hay que charlarlo, reacomodarse y reordenarse de a poco. Si hay cosas buenas hay que dejarlas, porque no soy de la idea de que todo lo que hizo el anterior está mal.

 

 -El cupo que tiene cada concejal, que son ocho empleados ¿le parece mucho?

Esto ya está estipulado, que cada uno tenga un cupo. Es el trabajo que por ahí no se ve. A mí me pasó estar en un cupo y teniendo que hacer cosas, buscar información para un proyecto. Y por ahí la gente no lo ve, dice “éste no viene nunca” y eran los que más trabajamos y caminamos la calle yendo para todos los lados. Es según el funcionamiento que le de cada concejal. Tengo compañeros de distinto color político. Nos conocemos todos. Hay concejales que necesitan llevar su grupo de confianza para apoyarse porque tampoco es tan fácil como parece. Somos siete concejales que debemos fijarnos bien lo que hacemos y no errarle, porque ha pasado que se han presentado ordenanzas que ya existían y estaban vigentes, eso pasa. Por eso hay que tener un buen equipo de trabajo.

Con Giubetich

El 28 de diciembre de 2015, a días de asumir, el actual Intendente dictó el Decreto 090/15 por el cual declaró por seis meses la emergencia económica, financiera, administrativa y patrimonial.

Esto fue aprobado ad referéndum del HCD, e implicó, en el caso de personal, un relevamiento de todas las áreas, y estuvo vigente durante un año y medio.

Públicamente, Roberto Giubetich señaló que se pretendía conocer   en qué situación estaba la planta, como así también los denominados “ñoquis”.

“Hay gente que cobra el sueldo en la Municipalidad y está en prisión desde hace más de ocho meses”, advirtió en enero de 2016 cuando llevaba poco más de un mes al frente de la comuna.

Desde la emergencia, que incluyó la suspensión de otorgamiento de terrenos, auditorías, revisión de contratos y suspensión de entregas de subsidios, entre varios puntos, el Municipio debía pagar deudas, como la de proveedores por 200 millones de pesos que dio a conocer el Jefe comunal, cuando se hizo cargo del Municipio que estuvo cuatro meses en manos de Pablo Grasso, y más de tres años y medio a cargo de Raúl Cantín.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

LalyAn25comentó:

Jaja el mas trabajador!!!