En conflicto

El reclamo equivocado

Representantes del recientemente gremio conformado, UCRA, sostienen un reclamo contra el Gobierno de la provincia por un conflicto laboral que en realidad le corresponde a la empresa contratista. En el accionar, también fallan e incumplen la ley al cortar el tránsito y perjudicar a los vecinos.

El bloqueo de circulación por parte de UCRA es ilegal.
El bloqueo de circulación por parte de UCRA es ilegal.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La aparición e irrupción del gremio UCRA en el sector del transporte, como espacio sindical paralelo a la UTA, generó y sostiene un conflicto que se mantiene en el tiempo, aunque con puntos varios para cuestionar desde su origen.
Sucede que la filial de la Unión de Conductores de la República Argentina, liderada por Roberto Bucarey, le reclama al Gobierno de Santa Cruz por la resolución de un conflicto que debería dirimirse con la empresa contratista por la situación de los choferes que prestan servicios en la obra para las represas.
Según plantea Bucarey, el problema tiene foco en la inestabilidad laboral y el incumplimiento por parte de UTE Represas Patagonia, a la cual iniciaron reclamándole que salde la deuda de 6 meses a sus empleadores, para que éstos a su vez les abonen sus salarios.
Sin embargo, el tiempo pasó y el reclamo lo trasladaron al Gobierno de la provincia, desde donde aclararon que brindan todas las herramientas necesarias para llegar a un acuerdo, advirtiendo que se trata de proveedores de UTA Represas y de IEASA, el organismo nacional que controla la obra de las represas.

Al mismo tiempo, aclararon que el Gobierno sostiene una posición de “mediador” entre las partes, aunque desde el gremio apuntan al Ministerio de la Producción que conduce Silvina Córdoba como responsable de la situación.

En este sentido, durante la semana, Silvina Córdoba, informó que la gobernadora, Alicia Kirchner, solicitó a IEASA que tenga un representante directo en la provincia de Santa Cruz para que tenga contacto con los proveedores y los problemas que se vayan generando en torno a ello, quien finalmente ya está nombrado.
Tras ello, hubo una mesa de trabajo con todas las partes involucradas, entre quienes se buscan las soluciones para los problemas que se presentan.
Córdoba también manifestó que lo que solicita ahora el gremio es que se establezcan contratos de entre seis meses y un año para las empresas en las que ellos trabajan, aclarando que represas y IEASA tienen sus formas legales de contratación.

¿Trasfondo político?
En medio del conflicto, también comenzaron a circular versiones, ratificadas por el mismo ministro de Trabajo, Teodoro Camino, respecto de un reclamo con intencionalidad política, dentro de la cual se señala participación de actores de la oposición, hasta apuntando a empresarios y asesores que forman parte del espacio “Cambia Santa Cruz”.
“Queda a las claras que quizás haya una intencionalidad política que no permite poner fin al conflicto”, aseguró sobre fines de la semana.
En el mismo sentido, Córdoba sostuvo: “Entiendo que podría haber alguna intencionalidad política, pero creo que con el diálogo se puede avanzar y de hecho todos nos hemos sentado para una reunión con el gremio y las empresas, esperando que la situación se resuelva”.

Así no

A todo esto, mientras Roberto Bucarey, desde el gremio UCRA, indica que buscan “que se le de valor agregado a las PyMes santacruceñas”, encabeza un reclamo estacionando una fila de colectivos justo afuera del Ministerio de la Producción, al igual que lo hicieran meses atrás afuera de Casa de Gobierno, bloqueando la circulación de los vecinos e incumpliendo claramente la ley, para perjudicar a quienes nada tienen que ver en esta historia.

 

COMENTÁ