Santa Cruz

El problema en un municipio que era una emergencia, ahora es una crisis y estalló durante la pandemia

Se trata de la crisis habitacional. Proliferaron las casas trineo que se instalan en terrenos y sobre-explotan los servicios en El Chaltén. No se sabe cuánta tierra disponible tiene la comarca y desde hace años esperan el traspaso de dominio del Gobierno provincial.

Reunión de vecinos a inicios de 2019, cuando ya advertían la crisis habitacional.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En septiembre y octubre del año pasado TiempoSur publicó el reclamo de vecinos autoconvocados que exigían la declaración de la emergencia habitacional en El Chaltén, en lo que fue una serie de notas que en realidad habían comenzado en los primeros meses del 2019.

La situación exponía que en la comarca los residentes cada vez tenían menos oferta edilicia, no había tierras disponibles para lotear, ya que las tierras debían ser liberadas por el Consejo Agrario y como las pocas viviendas disponibles se alquilaban a los trabajadores de temporada y turistas, era más conveniente desde el punto de vista financiero.

La situación no solo no mejoró en época de pandemia, sino que empeoró. Contrariamente a lo que se esperaba, al no saber a ciencia cierta si habrá una normal temporada turística, esto debería haber redundado en una mayor oferta de viviendas para los residentes, pero no fue así y como se especula que el turismo tenga un repunte, no hay oferta pero sí demasiada demanda.

Lo que fue una emergencia ahora es una crisis habitacional, según plantean los ediles de Encuentro Vecinal.

“La pandemia agravó una situación que viene desde hace tiempo porque ahora no sólo no se cuenta con lo monetario para un alquiler, sino que tampoco hay alquileres disponibles para residentes”, advirtió Antonela Marangelli, edil de EV.

Destacó que existe “una especulación ciega” de que la temporada –que en los papeles debe iniciar en septiembre- se normalizará “en algún momento”.

“A la inversa, sucedió que muchas casas en alquileres permanentes y conforme fue creciendo la actividad turística fue dejando afuera a la gente y con la cuarentena se esperaba que se liberen, pero no fue así e incluso imponen condiciones de alquileres hasta octubre o solo fin de año”, describió.

Lo anterior implica ir en contra de la nueva Ley de Alquileres, ya que no se puede alquilar una residencia por el lapso menor a tres años. “La gente que tiene por ahora un alquiler, debe analizar irse y no sabe dónde porque no hay oferta”, remarcó la edil.

 

Amontonados

En un comunicado de prensa de EV, dieron a conocer un relevamiento por la agrupación Vecinos Unidos en su trabajo “Lineamientos de Planificación Estratégica Urbana para las Ciudades de la Provincia de Santa Cruz”, se advirtió que de 43 casas trineo que había en 2018, pasaron a 113 en 2020.

Estas viviendas se instalan sobre terrenos prestados por vecinos, es decir, no son dueños de la tierra. “Para construirlas se requieren en 1,5 millones de pesos”, remarcó.

Pero esto además sobreexplota los servicios de una comunidad que está preparada para determinada demanda ya que en un terreno hay hasta dos casas. “Se altera la morfología de la tierra”, añadió Marangarelli.

En tanto, una casilla para el verano oscila en los 4 mil pesos, más otros 4 mil o 5 mil pesos para utilizar los servicios.

Estas viviendas móviles -además- solo están disponibles para quienes puedan pagarlas con un costo de entre 300 a 800 dólares por metro cuadrado.

 

No se sabe

Pero a la fecha, no se sabe cuánta tierra tiene disponible dentro del ejido urbano.

“No se sabe cuántos terrenos están disponibles, proponemos por eso contar con un real número”, indicó.

Como hace dos años, el sector pidió el traslado de la planta de gas y el campo de doma, para de esta manera tener terrenos y así “no depender de las gestiones del Gobierno provincial ya que el Municipio puede gestionar y versar ya”.

El año pasado -recordó- el ex ministro Chávez y el titular del Consejo Agrario “se habían comprometido en firmar el traspaso del dominio de las tierras al Municipio y por eso solicitamos con proyectos que se reactive esto, ya que el crecimiento debe ser paulatino y planificado pero los concejales del Frente de Todos dijeron que esto no era una solución e iba a agravar el problema de los vecinos”.

La edil advirtió que “se debe actuar ya” porque el problema escalará de manera rápida en la comarca, que dentro de días, debe afrontar la supuesta apertura de temporada en donde las dos ciudades soporte, como El Calafate y Río Gallegos, padecen brotes de COVID-19.

 

El pedido

En el comunicado EV advirtió que “la dificultad del acceso a la tierra en El Chaltén devino en un proceso que hasta podríamos definir como cultural: La proliferación de viviendas móviles, o del tipo “Trineo”, esas que se construyen y habitan en determinado predio prestado o alquilado a la espera de poder trasladarla al terreno definitivo del propietario.

Esta modalidad no es nueva, se trata de casas de pequeño y mediano porte construidas sobre trineos o patines, siendo estas últimas estructuras de hierro o madera, sin ruedas, que se arrastran tiradas por una máquina o camión”.

Indicaron que “la cantidad de casas trineo aumentó exponencialmente en los últimos años y son varios los factores que aceleraron este proceso. Por un lado la gran cantidad de viviendas de alquiler anual que pasaron a ser de alquiler diario para el turismo dejó vecinos de muchos años en la localidad sin la posibilidad de continuar alquilando. Por otro lado, el valor de los pocos alquileres anuales remanentes, en su gran mayoría, elevaron sus mensualidades a montos equivalentes a un sueldo promedio de la localidad, dejando fuera de mercado a otro gran número de vecinos”.

“Desde el Bloque de Encuentro Vecinal denotamos la urgente necesidad de solucionar la crisis habitacional, ya que este principio de solución de viviendas móviles alcanza únicamente a un sector que de alguna forma cuenta con el dinero necesario para construir su hogar, estamos hablando de valores entre usd300 y usd800 el metro cuadrado, pero que a todas luces es un indicador más del desbalance producido por el aumento de la oferta de servicios turísticos por sobre la disponibilidad de viviendas dignas para la mano de obra necesario”, marcaron.


COMENTARIOS