A la espera

El nuevo decreto y los comercios

La Cámara de Comercio de Río Gallegos estima que no habrá más restricciones en los rubros, sino por el contrario, flexibilización. En Caleta Olivia, no lo tienen claro, pero advirtieron ventas por el 30% y reclamaron la apertura de rubros que no pudieron abrir durante la pandemia.

Foto archivo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno nacional anunció nuevas medidas que regirán desde el 12 de octubre y hasta el 25 para la circulación de personas en 18 provincias, en donde Santa Cruz obviamente está incluida de acuerdo al brote de Coronavirus que transita Río Gallegos que de a poco llegó al interior provincial, como es el caso de Caleta Olivia.

Curiosamente la disminución de la circulación de personas fue el reclamo permanente de integrantes del COE de la capital santacruceña, pero no por la permisividad de los horarios sino la falta de controles.

A la espera del nuevo decreto gubernamental, los comerciantes de Río Gallegos esperan mayor flexibilidad pero en Caleta Olivia, que suma casos positivos diariamente, estiman lo contrario.

“Entendemos que todo quedará como está y el comercio seguirá con su funcionamiento normal. Pero esperamos que se vayan flexibilizando las aperturas y no restringiendo, porque es importante que los rubros que están cerrados empiecen a trabajar”, sostuvo Carolina Neil, titular de la CCIARG.

Los peluqueros, centros de belleza, gastronómicos y gimnasios fueron los que realizaron protestas para poder abrir. Por ahora sólo las peluquerías pudieron abrir desde el viernes, pero la resolución que las habilitan, no fue publicada ni dada a conocer.

Neil recordó que la Cámara de Comercio pidió constantemente la apertura de los rubros que están cerrados, para “comenzar a trabajar con las restricciones que haya, pero con protocolos que correspondan”,

En cuanto a restricciones que comunicó el Presidente de la Nación, Neil sostuvo que ya existen en la provincia y que éstas podrían incluir a localidades que por ahora permiten ciertas aperturas.

“Tenemos un horario para circular y las salidas por DNI”, marcó.

 

Día de la Madre

Ayer el comercio finalizó la campaña que iniciaron para fomentar el consumo local por el Día de la Madre, que consistió en promover la compra online o telefónica para evitar la circulación de personas, las que participar de un sorteo de 10 mil pesos.

Las ventas esperan mínimamente paliar la dura caída que provocó la pandemia. No es lo ideal por ahora el nivel de ventas, pero sé que este tipo de fechas ayudan para que aumenten algo”.

Junto con esta situación un tema clave que por ahora dialogan es la exención de impuestos, Ingresos Brutos en el caso de la provincia, y Seguridad e Higiene, Publicidad y Propaganda en el Municipio para todos locales.

“Es un plan de impuestos para el 2021 porque esto no se resolverá el 31 de diciembre, no se termina en esa fecha y por eso necesitamos generar esto para los rubros que están golpeados y será o una disminución o exención de los impuestos”, resaltó.

La situación epidemiológica seguirá, se analiza, hasta las fiestas de fin de año, fecha clave para el comercio. “Todavía no planificamos ninguna medida para esas fechas porque se nos hace muy difícil ya que hemos planificado y la realidad nos llevó por delante. Podría haber modificación por lo que analizaremos las promociones o alguna actividad más cerca de la fecha”, destacó.

 

8%

En Caleta Olivia los rubros que no pueden abrir sus puertas también realizaron reclamos en la vía pública. Ayer la Cámara de Comercio de esta localidad envió un comunicado instando al Municipio “una pronta definición para los rubros que hoy están parados, la situación es cada vez más angustiante”.

Según Miriam Georgia, presidenta de la Cámara, el 8% de los locales “no está trabajando”. “Se lo pedimos al Municipio que lo evalué de acuerdo a la situación epidemiológica, pero lo pedimos por los gimnasios, escuelas de danzas, institutos y jardines maternales, que nunca abrieron”, sostuvo a TiempoSur. 

Destacó que estos mismos rubros reclamaron por cuenta propia pero que su entidad también lo ha solicitado al intendente Fernando Cotillo.

“Intentamos que los comerciantes puedan abrir con su protocolo, lo que no estamos de acuerdo, es con situaciones de violencia verbal que no avalamos en ninguna de las partes. El pedido lo hacemos y está más allá de que no salimos a hacer reclamos”, apuntó.

Georgia dijo que las ventas en los negocios que sí están abiertos, rondan solo el 50% y el 30% en algunos. “No hay flujo de dinero en las calles porque cuando se declararon los casos, el consumo bajó porque la gente se guardó en su casa”, detalló.

Para el nuevo decreto, señaló que “la decisión final es del COE local, quienes hacen el equilibrio entre salud y economía”.

“Nos dijeron que esperan la decisión provincial y en base a eso tomar medidas. Lo que no sabemos es si esto será para un lado (más restricción con los comercios) o para el otro (flexibilización)”, manifestó.


COMENTARIOS