Transporte

El Municipio espera la autorización del Juez para hacerse cargo de los colectivos

El Dr. Marcelo Bersanelli tiene que habilitar a la comuna local el acceso a la empresa Maxia para que las autoridades puedan hacerse cargo y empiecen a gestionarla. “Estamos estudiando toda la documentación de la empresa, vehículos y personal”, indicó a TiempoSur el gerente administrador José Luis Gómez.

Se busca restablecer el servicio de transporte de colectivos. (Archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

La semana pasada el  Juez de primera instancia Nº1 en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Río Gallegos, Dr. Marcelo Bersanelli, dispuso la incautación de las unidades y la base de la empresa Maxia SRL y la entrega al Municipio para que se haga cargo de prestar el servicio.

Tal como informamos en esa oportunidad, lo hizo considerando que la empresa no lo está haciendo y que está previsto en el contrato, resaltando que corresponde a la administración municipal garantizar la integridad de los bienes y restablecer el servicio mientras se sustancia el proceso administrativo de una nueva licitación.

 

Esperando para entrar- En los últimos días, también anticipamos que la tarea de administración le corresponderá al ex concejal de Río Gallegos José Luis Gómez, que ya fue aceptado por el magistrado para que sea el gerente administrador de los colectivos de Maxia y su base.

Estamos estudiando toda la documentación de la empresa, vehículos y personal. Ordenándome con el equipo de trabajo que me va a acompañar”, expresó ayer a TiempoSur el flamante Gerente administrador.

Luego, el ex concejal y ex director de Tránsito Municipal, manifestó que está esperando que la Justicia “me habilite el acceso a la empresa para hacernos cargo y poder gestionarla”.

Además de poner en marcha las unidades, algunas de las cuales no se encuentran en buenas condiciones, y restablecer el servicio para los usuarios de la ciudad, Gómez empezará un proceso de transición hasta que otra empresa se haga cargo del servicio.

“Recibimos la notificación del juez y nos pusimos a disposición para optimizar los recursos y agilizar los mecanismos para que los vecinos tenga un transporte público como corresponde”, había dicho el intendente Pablo Grasso cuando se le consultó sobre la decisión de Bersanelli.

 

Seguirá por la vía judicial- La empresa, por su parte, seguirá reclamando por la vía judicial. Marcelo Spanos, gerente de Maxia, señaló que “hay una clara animosidad hacia nosotros del municipio actual” y subrayó “no nos quieren”. En eso último parece tener razón; desde un primero momento la nueva administración se quejó del servicio que brinda la empresa de Comodoro Rivadavia.

“Todo tiene un límite y un tiempo, soy intendente para solucionar las cosas”, dijo Grasso y afirmó que hubo “un tire y afloje permanente y lamentablemente este fue el desenlace final”. 

La idea del municipio es organizar la carga de combustible, arreglar los colectivos para ponerlos en funcionamiento y ver “bajo qué figura pagar a los choferes y continuar con la estabilidad del servicio”.


COMENTARIOS