Río Gallegos

El Municipio dio marcha atrás con los últimos despidos en el SIPEM

Se trata de 12 agentes que recibieron sus notificaciones, aunque rápidamente fueron reincorporados. Los trabajadores dudan de lo que pueda suceder con lo que debería ser su planta transitoria a partir del 1° de mayo, ya que el Municipio se encuentra en emergencia económica. Desde el Ejecutivo confirmaron a TiempoSur que aún no hay decisión.   

Boleta del SIPEM.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Si bien hace algunos días trascendió que la gestión de Pablo Grasso volvía a golpear al área del SIPEM con el despido de 3 nuevos trabajadores, en el día de ayer, TiempoSur pudo confirmar que en realidad se trataba de un total de 12 agentes que quedarían desvinculados a partir del 1° de mayo según el telegrama, aunque en el día de ayer fueron notificados nuevamente, esta vez sobre su reincorporación. “Se acordaron que su Presidente firmó un decreto que prohíbe despedir gente”, bromean algunos de los trabajadores, aunque no dejan de mostrar preocupación en cuanto a su futuro laboral.      

Recordemos que ya en el mes de febrero pasado la nueva gestión municipal había despedido a un total de 22 trabajadores del sector de estacionamiento medido amparándose en el artículo 10 del contrato que especifica que cualquiera de las dos partes podrá poner fin al contrato con 10 días de notificación previa. Grasso se amparaba en una serie de informes negativos de los trabajadores realizados por la gestión de Roberto Giubetich. “De los 22 despedidos anteriores, tenemos 7 compañeros que están en veremos, pero por esto de la pandemia quedó parado”, contó el referente, Walter Cabral, quien justamente fue el que aclaró que “se notificaron a 12 compañeros más, no fueron 3 como se decía en otros medios”. En este sentido dijo: “Nosotros, cuando recibimos la noticia armamos un listado para presentar en el SOEM, pero sabíamos que iba a quedar todo sin efecto teniendo en cuenta que el Presidente está pidiendo que no haya despidos ni suspensiones”.

En otro tramo de la entrevista, Cabral explicó que “la preocupación está porque no sabemos qué va a pasar después de esta pandemia, ya que a partir del 1° de mayo nosotros tendríamos que pasar el 100% de la categoría, y a una planta transitoria, pero la verdad que tenemos más dudas que certezas con respecto a eso. Estamos esperando que pasen los días y pase esto de la pandemia, que sabemos que la prioridad es esa”, aunque subrayó: “Estamos viendo o tratando de asimilar un poco cuál va a ser la decisión del Intendente. Ya que declaró la emergencia económica en la Municipalidad”.

Consultado sobre si los despidos se dieron ante la negativa de cooperar con la contingencia, el trabajador dijo: “No, esa fue otra mentira. Somos 15 los que estamos colaborando en este contexto, si los despidos fueran por no querer ayudar estarían casi todos despedidos, no tiene lógica lo que plantean” y amplió: “Los motivos de los despidos de estos últimos 12 compañeros no los han dado, y hoy, en este contexto, tener una reunión está difícil. Lo importante es que se dejaron sin efecto las notificaciones y que nos quedan 7 de los 22 compañeros que despidieron en febrero. Vamos a seguir trabajando sobre eso y viendo que nos depara el futuro a nosotros. Puede que la declaración de emergencia económica afecte lo nuestro”, analizo el referente.

TiempoSur se ha comunicado con funcionarios municipales de primera línea quienes han confirmado que aún no hay una decisión tomada con respecto a la situación de los trabajadores del SIPEM a partir de mayo, aunque han afirmado un cambio en el sistema de cobro. Dejaron entrever que la situación del Coronavirus haría que la solución a la situación se retrase.