Crisis del coronavirus

El lado B de la pandemia: Qué pasa con los perros callejeros

En medio de una tormenta que dejó todo en segundo plano, varios vecinos proteccionistas elevaron la voz para saber qué pasará con los animales desatendidos. Bienestar Animal se mantiene trabajando con guardia mínima y ofrece alimentos.

Los perros callejeros en Río Gallegos siguen siendo un tema.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La pandemia del Coronavirus ha generado una crisis de un tamaño descomunal que pasó todo a segundo plano. Comité de crisis, contagiados, aplanar la curva son palabras que en las últimas semanas se escuchan y han colapsado la agenda, aunque en Río Gallegos se mantiene el grupo de proteccionistas que se preguntan: ¿Qué pasa con los perros? Mientras en algunos países es noticia la vuelta de los animales salvajes a las urbes, en Río Gallegos la cuestión pasa principalmente por el problema canino. Desde el Municipio informaron ayer a TiempoSur que el área de Protección Animal se encuentra trabajando con una guardia mínima, realizando las labores correspondientes.

En tanto en Río Gallegos se suma una arista particular, que pasa por la situación del refugio de Manuela, una mujer que falleció meses atrás y dejó una centena de perros que quedaron en la vivienda. Afortunadamente varios vecinos han tomado el legado de Manuela y se viene llevando adelante una exhaustiva campaña, evento que de todas maneras no quedó afuera de la cuarentena por el Coronavirus.

 

Refugio

Por esto TiempoSur se comunicó con el encargado del refugio, Miguel Osorio, quien señaló que actualmente en el refugio quedan 67 canes y 15 más distribuidos en diferentes casas. “Lo que venimos haciendo con los perros día de por medio, vamos a limpiar, a dejar agua y alimento para que les dure algunas horas a fin de no salir tanto y cumplir la cuarentena. Para evitar eso, incluso andamos con la declaración jurada correspondiente, explicando la razón por la cual salimos. Además, tenemos que salir a comprar alimentos para nuestras familias y es algo que se complica. En general los perros vienen comiendo, la gente de un local cercano nos regala menudo y les llevamos para cocinar”, explicó a este medio.

En cuarentena

Mantienen contacto estrecho con veterinarias o locales que los mantienen al tanto de la llegada de los camiones de alimentos. “Nos quedamos tranquilos porque si tenemos que poner dinero de nuestro bolsillo vamos a hacerlo. Lamentablemente no podemos salir a buscar donaciones, pero al no dejarnos transitar, se complica todavía más”.

“Esperamos que esto no vaya a mayores. Les pedimos que se queden en casa y a las autoridades lean el decreto porque a nosotros nos avala la Ley 14.346 artículo 1 y 2. Un DNU no está por encima de la ley”, recalcó.

 

Ley mencionada

ARTICULO 1º - Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.

ARTICULO 2º - Serán considerados actos de maltrato:

1° No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos.

2° Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas.

3° Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas.

4° Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado.

5° Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos.

6° Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.