Pandemia y el hogar

El jardín en la casa: Un pasatiempo de moda

Los tiempos dentro del hogar se han vuelto parte de la rutina de los argentinos, debido al Coronavirus. Pero esto abrió la puerta a nuevos pasatiempos: La jardinería o huerta en la casa.

La jardinería se ha vuelto un pasatiempo más entre los galleguenses.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuando el presidente Fernández decretó la cuarentena hace casi un año, muchas personas tuvieron que dejar de visitar la oficina, la empresa, para resguardarse de la pandemia que acechaba el mundo. Algunos vimos series y películas, otros hicieron ejercicio en la casa o terminaron libros y novelas. Pero una costumbre que fue creciendo es la de los jardines o huertas.

Todos al menos una vez supimos de algún amigo, familiar, que juntaba desechos orgánicos. El balde con restos de frutas y verduras en un costado de la casa, rodeado de moscas, bien llamado composta, pero su función simplemente era nutrir el cultivo como césped o alguna planta en especial.

Por estas razones el móvil del Multimedio Tiempo, entrevistó a Fernando, encargado de uno de los viveros de la ciudad, para que comente respecto a estas prácticas que se fueron popularizando.

¿Qué opciones tiene uno para cultivar hoy?

En líneas generales podés arrancar desde una semilla o plantines. De las segundas, en la ciudad conseguís aromáticas tomillo, orégano, menta, tenés muchas opciones de hierbas que se suelen usar para cocinar. Esa sería una de las opciones.

Si querés ir por el lado de las hortalizas, para la huerta, generalmente se sale de una semilla. Nosotros tenemos cerca de 40 especies distintas, como rúcula, lechuga morada, repollada, criolla; cebollas, apio, acelga, radicheta. Eso en la ciudad se puede cultivar inclusive afuera. Si tenés un pequeño invernadero, es mucho más rápido y podés agregar unas cuantas especies más que funcionan afuera y otras que van adentro. Es decir, afuera podés tener una papa y sale prácticamente como la del supermercado. Esto en cuanto a la semilla o de dónde salir. 

¿Qué cuidados necesita una huerta, un jardín o cualquier planta en general?

Necesitas un riego diario, sobre todo si usas invernadero. Si vas a cultivar afuera, que no hace tanto calor, día por medio y no habrá problemas. Lo importante en la huerta es que sea una semilla buena, joven y el tipo de suelo y eso es lo más importante, porque es para plantas que van a crecer y las vamos a consumir en el corto plazo (dos o tres meses) necesitás una tierra que esté bien abonada para que pueda completar su ciclo de germinación y crecimiento (y floración en algunos casos) en un tiempo corto, por ende deben haber muchos nutrientes disponibles, no se puede cultivar en tierra negra común, salvo la papa o cebolla. Deberíamos hacer alguna mezcla que permita que esa planta crezca a mayor velocidad, por el acceso a los nutrientes o que permita mejor el drenaje del agua.

Dentro de todo lo que es la siembra, el agua estancada es un problema, como el suelo patagónico es una base arcillosa, cuando vos regás todos los días, se empieza a estancar el agua, no drena y junta insectos o genera alguna putrefacción en la raíz. Entonces se utilizan tierras que ya están preparadas para huertas; vienen por un lado más abonadas, y por el otro permiten el drenaje. Si no queremos comprar la tierra, se pueden preparar una porción de tierra negra, perlita o vermiculita que alivianan la tierra y una porción de arena que permite que la tierra drene. Trabajando eso con turba, fibra de coco, hay un montón de productos al alcance de la ciudad que permiten hacer estas mezclas específicas para huerta.

Un sobre de semilla de huerta sale alrededor de $200 pesos. Un sobre de arvejas trae para hacer diez plantitas de arveja, un sobre de lechuga trae para hacer 400 plantas de lechuga, el precio no es excusa porque no hemos tenido tiempo, o no se ha informado como se debía, pero la verdad es que es algo, más ahora con los días lindos, calor y un poco de agua y no vas a tener ningún tipo de problemas.  

Para el interior, en cambio, tenemos varios modelos de macetas de fibra de cemento, de plástico, de vidrio, cerámica, deben haber unas 400 macetas de distintos materiales y tamaño. El barro, la terracota; en cuanto a plantas de interior hay cerca de 100 en total y todo lo que acompaña, pesticida, para controlar plagas, potenciadores de floración y de crecimiento, de germinación. Y casi todas las líneas son orgánicas, hay también sintético.

 

2020 y la pandemia ¿Cómo se vio afectado el sector de viveros?

Mucha gente se está metiendo en el tema, con esto de la pandemia, que se han quedado en la casa, tienen tiempo o hay cierta moda orgánica y la verdad que los resultados son sorprendentes, porque hoy la mayoría de la lechuga consumida en Gallegos es producida en la ciudad. Hay distintas empresas que se dedican a producir verduras, acelga, espinaca, escarola, lechuga; y no hay ninguna magia, es algo simple como poner una macetita, la tierra adecuada y una buena semilla, y después tiempo. Y quizá en dos meses o menos, estás consumiendo una verdura. Son productos que salen muy rápido y están al alcance de todos.

En cuanto a la pandemia, en algunos casos una persona que se desempeñaba en dos trabajos, hoy tiene más tiempo en la casa y trata de mejorar el espacio, ya sea sembrando césped, otros la huerta. Y sino tenían espacio, se centraban en los cactus, suculentas, que son plantas que requieren muy poco cuidado y espacio. Fue un año en el que se trabajó mucho.

Otra parte que influyó bastante, fue que, al tener un invierno tan duro, la gente que realmente ama la jardinería y tenía un lugar ya preparado desde hace tiempo, tuvieron muchas bajas este año. El frío mató muchas plantas, o las dejó bastante doloridas, por ende, se trabajó mucho en reponer lo que había o inclusive cambiar plantas muertas. Tenemos mucha variedad de plantas de exterior, y productos para que la planta se adapte mejor a nuestro clima y se desarrolle de mejor manera.


COMENTARIOS