Río Gallegos

El intendente Pablo Grasso permanecerá internado y en observación

Será por 24 horas y de manera preventiva. En el día de ayer ingresó al Hospital Regional Río Gallegos con un cuadro febril fuerte, aunque los síntomas por COVID-19 positivo se hacen sentir hace varios días en el Jefe Comunal, que habló con TiempoSur . Familiares y allegados aseguraron que, si bien se encuentra a la espera de resultados, “está bien”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En horas del mediodía de ayer, el intendente capitalino Pablo Grasso ingresó al nosocomio con un estado febril fuerte, llegando casi a los 40° de temperatura, lo que derivó en su posterior internación en el sector COVID del Hospital Regional de manera preventiva y para la realización de nuevos estudios, algo que bien temprano pudo confirmar uno de sus familiares a TiempoSur. Fue su hermana María, quien confirmó la realización de análisis y, si bien se mantienen a la espera de los resultados, el Intendente “por suerte está bien”.

Luego de haber dado positivo para COVID-19 el pasado 18 de agosto, momento en que lo comunicó personalmente a través de sus redes sociales y los medios de comunicación oficiales del Municipio, Grasso se encuentra aislado y, si bien durante los primeros días no presentó síntomas, lo cierto es que hace ya casi una semana presenta alta temperatura, dolor de cuerpo y cabeza, esto según lo confirmó el propio Jefe Comunal ya hace unos días a nuestro medio. Sin ir más lejos, ya el pasado día lunes 24, también en diálogo con TiempoSur, confirmaba que al no bajar la temperatura por varios días se le realizó una tomografía. Ese día contó que le “encontraron una mancha en el pulmón y me medicaron vía inyección para bajar la fiebre. El resto de los estudios salió bien y me dieron algo para que la manchita se vaya descomprimiendo”. Esa jornada permaneció durante algunas horas en el HRRG y regresó a su casa. “Muchos conocidos trabajan en el hospital me atendieron muy bien, como siempre”, exponía.

Volviendo al día de ayer, Grasso ingresó en horas del mediodía, momento en que confesó a nuestro medio no entender por qué la larga duración del cuadro febril, por lo que se encontraba en el hospital realizándose los estudios. “Es tremendo”, remarcó en una de las breves comunicaciones que logramos establecer.

Más tarde, y ya con el Intendente internado, fue su amigo y diputado por el Pueblo Eloy Echazú, quien dialogó con nuestro medio para confirmar que “a Pablo le están haciendo varios estudios y permanecerá internado en observaciones al menos 24 horas por recomendaciones médicas. Por su estado, será en la zona COVID”. Echazú manifestó que está en permanente contacto con el mandatario comunal, por lo que pudo afirmar que “su internación se debe a su estado febril. Está bien de ánimo”, cerró.


COMENTARIOS