Viral

El empleado de la funeraria tenía antecedentes de usurpación y violencia de género

  El hombre que trabajaba en la funeraria fue despedido por sacarse una foto con Maradona y descubrieron que tenía antecedentes penales.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En el transcurso del juves pasado, la vida de Diego Molina, el hombre que trabajaba en la funeraria por donde pasó el cuerpo de Diego Aramando Maradona, se puso de cabeza. Molina era el encargado de preparar al ex futbolista en el ataúd, y lo acompaño dentro del coche fúnebre. Pero eso no fue todo: sino que se sacó una foto con el cadáver y se volvió viral.

En la imagen se lo puede ver al funerario parado junto al cajón abierto donde se encontraba el cuerpo de Maradona. Con la mano izquierda hace un gesto con el pulgar arriba, y con la derecha, sostiene el cuerpo que se encuentra acostado. Ante el enojo de la familia y de los fans del 10, se hizo una persecución en las redes sociales para averiguar quién era y hacerle una denuncia.

La Justicia porteña inició una causa de oficio por un delito contemplado en el artículo 70 Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires. Es decir, por profanar un cadáver. Molina se presentó anoche junto a su abogada en la Comisaría Vecinal 15A, en el barrio porteño de Chacarita. Allí fue notificado de la investigación que se inició en su contra.

Además, salieron a la luz otras causas penales que Molina ya tenía cargadas y por las que había sido investigado. Su nombre aparece ligado a dos causas: una de 2016, cuando fue imputado por usurpación, y la otra en abril de este año, cuando su pareja lo denunció por violencia de género y terminó imputado por lesiones leves.

 


COMENTARIOS