La imagen como identidad

El diseño de Paul y su creatividad en movimiento

Con más de diez años de trayectoria, el diseñador gráfico de Río Gallegos que vive en La Plata conversó con TiempoSur sobre su diálogo con el Sur a través del lenguaje de la imagen. Explicó sus percepciones del arte, lo que significa diseñar como freelance y su apuesta a los emprendedores.

Braian Paul Cortez
COMPARTÍ ESTA NOTA

La carta de presentación de cervecerías como La Zorra, Emperador y proyectos culturales como Pueblo Chico Show Bar y la banda Nada Más, son creación de Braian Paul Cortez. El diseñador gráfico considera este ejercicio algo geek y nerd. “Quizás al estar inmerso en un sistema capitalista no tiene el mismo impacto que el arte” apuntó, pero lo es y desde Buenos Aires absorbe las tendencias que luego vuelca en su Río Gallegos natal.

“Trabajar para Gallegos está re bueno, ser de ahí y reflejarlo. La gente es más cálida y valoran lo que estudiaste, cuando en Buenos Aires muchas veces creen que porque pagan tienen la razón” explicó. Sucede que ahora sus creaciones son más que afiches, son autenticidad. Uno de sus trabajos lo hace en conjunto con el publicista sureño Tomás Stout y logran burlar las distancias con piezas gráficas y conceptos comunicaciones que presentan un servicio y un producto de una manera innovadora para la ciudad.

A la hora de definir su estilo, su versatilidad le dificulta encontrar adjetivos que describan sus creaciones. De todas maneras, Paul tiene fórmulas infalibles. “Son metodologías de trabajo, criterios de diseño que son mi forma de componer y lo adopté sin querer, supongo, que se repite y en las marcas funciona”, explicó.

 

“Acompaño al emprendedor”

Paul estudió en la Facultad de Artes de la Universidad de La Plata. Se quedó con 4 o 5 materias hasta que se metió de lleno en el mundo laboral. Se encontró con una facultad desactualizada y por lo tanto, un plan de estudios vetusto. Con las herramientas que le brindó la educación pública se aventuró a desempeñarse en estudios gráficos hasta que se animó al trabajo independiente. En ese camino encontró muchas herramientas y por fuera de las instituciones formales, la calle le enseñó que él también tiene cosas por ofrecer.

En un principio trabajaba para quien se le pedía y con piezas de urgencia pero hoy se concentra en diseños de identidad. “Hoy me enfoco mucho en proyectos lindos en los que dirijo y acompaño al emprendedor, no elijo trabajar con empresas gigantes sino seguir a crecimientos”, celebró el diseñador.

 

Conjugar pasiones y gustos

Y le gustaría seguir creciendo en lo personal también. Coquetea con la posibilidad de estudiar dirección de arte, aunque por ahora le resulta difícil. Ejerció ese rol en la dirección de Sesiones Ku. El proyecto audiovisual de cortes acústicos de cantautores en Buenos Aires se desarrolló durante 2017 y 2018 tiene sus producciones disponibles en YouTube.

Involucrarse es otra de las claves. El creativo se mete de lleno en algunos proyectos y conjuga pasiones y gustos que reflejan ese interés. Hace unos meses craneó la imagen de Sin Filtro, una banda de punk rock de amigos de Río Gallegos. Explicó que como el punk lo atraviesa y le divierte, aprovecha estas oportunidades para dejar una huella, resuelta con gráficas que siempre le gustaron. “Siempre que se trata de algo que me gusta como las bandas o la cerveza, dejo algo que me gustaría ver” comentó.

El diseñador de Río Gallegos definió a estas decisiones creativas como “atrevimientos, caprichos y hasta lujos, con Sin Filtro pude poner rosa en el punk que es algo que me encanta”. Y cuando realizó la gráfica de Él Mató a un Policía Motorizado, cuando la banda indie tocó en Pueblo Chico, “pude hacer algo con su estética y me resultó hermoso, me encantó” explicó, reconociéndose fan.

La creatividad detrás de Estudio Movimiento, un proyecto personal que nació en el Sur en 2010 se nutre mucho de la música. “Con cada banda que me fanatizaba trataba de canalizar en un afiche y así iba experimentando técnicas que me podían servir en cualquier trabajo” recordó sobre sus inicios. Hoy sus pasiones son más formales y trata de monetizar cada uno de sus diseños. Explicó que “siempre está presente lo que me gusta en cuanto a música y películas y trato de darle homenaje”.

Hace 5 años sopla rock, pop y reggae en Mama Calma, cuya gráfica también está a cargo de Paul y con quienes lanzaron el disco Chancho en mayo. “Es re lindo jugar con una banda, con amigos y haber ido a Gallegos, donde se junta y es el cierre de todo” reflexionó el riogalleguense. Sus armas creativas son una computadora y una trompeta, con las que seguirá disparando originalidad y venciendo cualquier latitud.