Centro Cultural Orkeke

El daño por el daño mismo

Los vándalos ingresaron al lugar, rompieron todo y no se llevaron nada. El dolor de las personas que trabajan allí y de los que acuden a realizar actividades en el lugar.

Ataque en el centro Orkeke.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El domingo pasado una de las profesoras que da clase en el Centro Cultural Orkeke se dirigió al lugar –ubicado en la calle Costa Rica- y se encontró con una escena desoladora. Es que anónimos rompieron la ventana y la puerta, ingresaron al lugar y causaron destrozos. Rompieron varias de las cosas que se encontraban allí, aunque no se robaron nada. Este es el triste consuelo de un mal que sigue azotando la ciudad, el del vandalismo y el hecho de hacer daño por el daño mismo.

Con este panorama TiempoSur se comunicó con Antonela Sandoval, referente del Centro Cultural, quien relató los hechos. “Nos dimos cuenta por una profesora que vive cerca, que se comunicó conmigo. Esto sucedió el día domingo. Inmediatamente llamé a la persona que estaba a cargo, se hizo presente y se llamó a la comisaría.  Ahí nos encontramos con que sí entraron al lugar. Rompieron el vidrio, entraron y estuvieron dentro”.

 

Vandalismo

Este medio le consultó si se conoce la identidad de quienes estuvieron detrás de esto o la razón por la cual atacan el Centro Cultural. De todas maneras, la respuesta fue negativa. “Sinceramente no sabemos. Contamos con serenos en algún tiempo, pero lamentablemente el personal es rotativo. Justo pasa esto cuando no tenemos personas. Cuando están presentes se insiste en que se cuide y los vándalos aprovechan cuando no hay gente en el lugar”. Detalló que ingresaron por la puerta principal y rompieron la puerta de las oficinas y todo lo del lugar. Asimismo bajaron los vidrios y arrojaron piedras dentro. “Esto no es la primera vez que pasa”, detalló.

“El centro es un lugar donde brindamos talleres de canto, de expresión, baile e instrumentos musicales. Estamos funcionando con normalidad, con cupos reducidos con todos los talleres. Por lo general esto lo publicamos en la página, los mensajes devastadores de la gente que va todo el tiempo al lugar, lo vemos con tristeza. Se lamenta que no cuidemos el lugar entre todos. Anteriormente en el Orkeke han robado cosas, pero por suerte no pasó esto. Tenemos los instrumentos, batería, algo que costó mucho tenerlo”, cerró.

 

Otro ataque

Semanas atrás, personal municipal que se desempeña en el vivero se encontró con la novedad. Personas desconocidas rompieron parte de la estructura y se llevaron herramientas, elementos personales y una bomba presurizadora. Es la tercera vez en el año que ocurre un hecho de vandalismo. Policía Provincial trabaja en el lugar.

El Municipio hizo un llamado a la conciencia ciudadana para cuidar y respetar el trabajo que se hace para el bien de toda la ciudad. La estación de bombeo ubicada en la calle Che Guevara de Río Gallegos fue objeto de actos de vandalismo el pasado 15 de diciembre rompiendo la pared que protege el cuarto de máquinas de la estación de bombeo y generando problemas en el sistema cloacal.

Tras ese incidente el personal municipal de la Dirección de Servicios Generales y de Mantenimiento de Redes Pluviocloacales rápidamente realizaron las reparaciones correspondientes, e incluso se reparó la mampostería de la pared afectada.

 

Otro hecho

A finales de marzo nuevamente se detectó que la pared que contiene las bombas fue derrumbada parcialmente, generando una situación de peligro para los vecinos del sector ya que se debe tener en cuenta que las estaciones de bombeo son cámaras profundas y con equipos que se manejan con electricidad de alta tensión, por lo cual no es conveniente que queden expuestas al acceso de personas no experimentadas ingresen a los predios.

Desde la Municipalidad de Río Gallegos se solicita a la comunidad tomar conciencia que las estaciones de bombeo tienen una función fundamental tanto para la salud pública como para el bienestar de la ciudadanía por lo cual es importante que funcionen correctamente y no sean objeto de vandalismo.