Coronavirus vs comercios

El comercio que no contagia, trazabilidad y la posibilidad de retroceder de fase

El secretario de Comercio, Leandro Fadul, dijo que tanto Nación como Provincia buscan “reactivar la economía”. 

El consumo de carne vacuna cayó a su nivel más bajo de los últimos 100 años.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 12 de octubre del año pasado, a través del Decreto provincial 1204/20, se anunció la creación del “Registro Provincial de Trazabilidad Único Integral”, cuyo objetivo es el control y seguimiento de los casos positivos de COVID-19 y contactos estrechos mediante un Código QR, que es obligatorio en entes provinciales y municipales y optativo para los comercios.

Actualmente los comercios adheridos, sobre todo los supermercados, anotan diariamente a las personas que ingresan a sus locales, porque el sistema todavía no fue habilitado -depende de la Secretaría de Modernización- aunque se esperaba que funcione en enero.

“Está trabajando en terminar la aplicación en la provincia por ser una APP con muchas herramientas de distintas áreas y que tendrá un módulo especial”, precisó Leandro Fadul a TiempoSur.

El Secretario de Comercio mantiene la premisa de que los negocios no son el foco de contagio del virus.

“Tiene que ver con un montón de factores, pero lejos está de que el crecimiento de la tasa tenga que ver con la actividad comercial, porque es cuidada y protocolizada, con medidas establecidas por protocolo que aprobó el Ministerio de Salud”, precisó.

Para argumentarlo, destacó que si se realiza un seguimiento en cuanto a la habilitación de los rubros y los casos, el crecimiento de los contagios no fue consecuencia de lo anterior. “Sí lo fue cuando empezaron los días con clima agradable, las reuniones y las fiestas de fin de año, en donde mucha gente estaba esperando reencontrarse con muchos familiares que no vio durante el año y que estaba permitido por las normas”, marcó.

Añadió que las actividades comerciales, como fue el caso de la actividad gastronómica, habilitada el 22 de noviembre, tampoco tuvo un correlato con los 14 días posteriores en cuanto al aumento de casos de Coronavirus.

 

-TS: Las medidas que se dispongan, si continúa el aumento de casos, depende del Ministerio de Salud, pero existe el miedo de que nuevamente exista una restricción comercial, ¿esto puede suceder?

Fadul: La apuesta fuerte tanto a nivel nacional y provincial es reactivar la economía en la tendencia de que es un motor de la actividad comercial, por lo tanto, creo que se va en paralelo al buen uso de las medidas sanitarias y la aplicación de protocolos, y se seguirá trabajando de esta manera sin tener que retroceder a una fase como en 2020.

Estamos en un proceso esperanzador como es la vacunación y también con un proceso de intensificar los cuidados, los testeos para hacer un seguimiento. Muchas actividades, como supermercados y locales de gastronomía, si bien aún no está finalizado el sistema informático, hacen el seguimiento de las personas que acuden a esos establecimientos, con la toma de datos y así, en caso detectarse un caso, se busca a los contactos estrechos.

 

-¿Hay medidas que continúan para paliar la pandemia hacia el sector comercial?

Seguimos articulando mediante Santa Cruz Protege por los comercios para costos de estructura. Ya llevamos otorgadas 700 asistencias en toda la provincia, que van de los 30 mil a 60 mil pesos, para que se haga frente a la compra de mercadería o alquileres. También trabajamos con la Dirección Provincial de Consumo para poder contener los precios y cuidar el bolsillo, y en ese sentido en el marco de Precios Cuidados que se relanzó, ahora se firmó una semana atrás el acuerdo por los precios de la carne. “Carne para Todos” que se pondrán en vigencia a través de La Anónima y Carrefour desde el 1 de febrero. Y trabajamos con otros mercados para llevar un acuerdo con una nómina de productos que se pueda acordar con estos actores.

 

-Deberán existir fuertes controles para que se respeten estos precios.

El Estado actúa en consecuencia ante la suba discrecional de precios que estamos viendo. Estamos trabajando en esas mismas líneas que Nación y también diseñando nuestra estructura de controles. Por ejemplo: El acuerdo de la carne los fines de semana y los tres primeros miércoles de cada mes.

 

-Dijo “subas discrecionales”. ¿A qué se deben?

Tiene que ver con la situación económica y cómo se dan las condiciones de mercado y cierta incertidumbre del comerciante respecto a lo que pasó y lo que va a pasar. Por eso allí debe estar el Estado tratando de contener, dialogar y consensuar.

 

-¿Hay sectores que especulan?

Es la situación económica en general. No lo tomo como una especulación. Son acciones que evalúa el comerciante en un marco de crisis e incertidumbre y obviamente tiene consecuencias lo que vivimos con la crisis sanitaria.

 

MENOS CARNE

El consumo de carne vacuna por habitante cayó un 2,3% en diciembre de 2020 y se ubicó en los 49,7 kilos, el nivel más bajo de los últimos cien años, de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA).

En este sentido, el mercado interno habría absorbido 2,257 millones de tn r/c/h en enero-diciembre del último año, volumen que se ubicó 1,3% por debajo del registrado en 2019. Del total producido, el mercado interno habría representado 71,1% (-1,9 puntos porcentuales interanuales).

En 2020, la producción de carne vacuna ascendió a 3,17 millones de tonelada res con hueso (tn r/c/h) de carne vacuna, superando en 1,3% a la producción de 2019.


COMENTARIOS