Cuarentena

El campo continúa: qué realizan en esta época y hasta cuándo la cuarentena los complicaría

La actividad continúa y por ahora el ciclo productivo no se cortó. El envío de terneros y ovinos para engordar a la espera de que la cuarentena finalice antes de agosto para esquila.

“En un año normal salen del circuito entre 100 y 150 mil ovejas al frigorífico”
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

 

El campo forma parte de las pocas actividades exceptuadas y que continuó con sus actividades casi de manera normal, ya que en varios distritos del país impiden la libre circulación, por controles municipales y provinciales.

En Santa Cruz en esta época del año –abril/mayo- empieza la salida de terneros nacidos en octubre del año pasado hacia Chubut con el objetivo de engordarlos para que pasen el invierno –el clima de nuestra provincia es muy crudo- y retornen para faenarse cuando sean novillos y pesen 350 kilos.

Son cerca de 20 mil terneros con destino a chacras o Feedlot que consumen pasto y otros alimentos con condiciones que no pueden darse en Santa Cruz.

“Ésta es la época del año cuando comienza el proceso para sacarlos porque no pueden estar en invierno en Santa Cruz ya que corren el riesgo de no sobrevivir”, explicó Miguel O ´Byrne, referente de la FIAS.

 

Corderos

En cuanto a los ovinos, a fines de mayo finaliza la selección de ovejas viejas que cumplieron su ciclo -dieron cuatro o cinco corderos en su vida- que van al frigorífico, en buena parte de Río Gallegos. Éstas son reemplazadas por los corderos nacidos en octubre del año pasado que también van destinados al valle de Chubut para engordar.

En un año normal salen del circuito entre 100 y 150 mil ovejas al frigorífico.   Están quedando 150 mil o 200 mil que se envían a los campos, nacidas en primavera que van a reemplazar esas ovejas que se sacan. Los machos van al frigorífico a faenarse”, detalló O´Byrne.

En sí, cerca del 80% va al frigorífico. “Se realiza un proceso de selección y clasificación en los campos y el que no está apto se los separa”, añadió.

 

 

Esquila  

El campo santacruceño también tiene algunos inconvenientes con la circulación en plena cuarentena. “En otoño comienza la limpieza y servicio, se pone a los carneros –que se seleccionaron- con la oveja para que tenga sus crías en primavera y para esto se debe rodear al animal y hacer la selección para hacerle la esquila de los ojos y se les coloca un antiparasitario para que pueda pasar el invierno”, detalló.

En Santa Cruz hay tres cuadrillas de esquila de ojos, pero se necesitan muchas más que vienen desde Corrientes, Buenos Aires, Río Negro y Chubut. “Es la esquila rápida porque es solo la lana del ojo que se le quita para que invierno pueda ver. Para esto hay cuadrillas de 5 a 10 personas que por la pandemia han tenido problemas por las restricciones para circular entre las provincias. Algunos decidieron no venir, y otros están esperando entre 15 y 20 días y así los productores estiran la actividad para lo hagan a principio de mayo, pero todo tendrá que ver con la cuarentena”, advirtió.

Es decir, por ahora el campo no se detuvo. Pero a finales de julio e inicios de agosto, comienza la esquila de todo el animal -que debe realizarse antes de la parición- por lo que si la cuarentena obligatoria continúa con las restricciones de circulación “habrá un problema en el mecanismo de trabajo”. “Con el exceso de lana, la oveja tiene problemas de hasta deshidratación ya que en la zona centro y norte de la provincia hay de 20 a 25 grados, además de que al animal le cuesta por estar pesado”, remarcó.

 

Ahora

Actualmente los controles son más estrictos en El Calafate, por ser la comuna con la mayor cantidad de personas con COVID-19. Allí, el vehículo deja el pedido a las puertas de la ciudad y se hace el trasbordo con la desinfección.

“Todo el mundo que circula lo hace con los permisos que incluso los otorga la propia Rural, como es el caso en Puerto Deseado. La recomendación es quedarse en el pueblo o las estancias, y solo acudir al pueblo lo menos posible, ya sea para obtener, gas combustible o alimentos”, contó.

Por ahora, la actividad continúa para que no se corte el ciclo y la cadena de producción. “Esperemos que esto pase rápido y todo vuelva a la normalidad lo antes posible”, bregó O´Byrne.

 

 

 

 


COMENTARIOS