Santa Cruz

El Calafate afronta la crisis

El intendente de El Calafate, Javier Belloni, lanzó un paquete de medidas entre las que se destacan importantes beneficios para los vecinos de la villa turística.

El Calafate afronta la crisis
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Intendente Javier Belloni transmitió a través de sus redes sociales una conferencia de prensa en la que presentó el decreto 142/2020. Además de grandes beneficios impositivos con amplio alcance social, establece un aumento para agentes municipales y la renovación del contrato para los trabajadores destinados al cobro de ingreso al Parque Nacional.

El nuevo instrumento apunta, a través de una serie de medidas, a paliar la situación económica y social en la villa turística, ante la emergencia sanitaria desatada por el coronavirus (COVID-19).

Entre las principales disposiciones económicas y sociales, Belloni destacó que el Municipio local a través de un gran y sostenido esfuerzo, ha tomado decisiones muy importantes para todos los vecinos y comerciantes inmersos en esta emergencia, a fin de poder salir de ésta en conjunto, asistiendo a aquéllos que realmente la estén pasando mal.

Además agregó: “vamos a seguir ayudando a la gente, porque es lo que corresponde, y más en épocas de crisis, en donde los esfuerzos se redoblan.”

El Calafate había decretado la cuarentena obligatoria el 17 de marzo, previo a lo hecho por Nación. Belloni hizo hincapié en que las medidas que tomó la villa turística pueden haber sido severas, pero fue la única forma de cuidar a la población y controlar el avance del virus, según lo aconsejado por el Comité de expertos conformado en la localidad.

Por último, el mandatario de El Calafate agradeció a la comunidad por respetar la cuarentena, a las fuerzas de seguridad que trabajan cada día en las calles, y solicitó a los presentes un profundo agradecimiento y aplausos para el personal de la salud que trabaja arduamente en el Hospital SAMIC y en la Unidad Comunitaria Formenti.

MEDIDAS ECONÓMICAS Y SOCIALES MUNICIPALES

Las familias con ingresos formales acreditados menores a $40.000, que cuenten con una sola propiedad destinada a vivienda unifamiliar, no pagarán impuesto inmobiliario por el plazo que dure el aislamiento social obligatorio.

Todos los establecimientos comerciales que no pueden ejercer su actividad por el decreto municipal recibirán la devolución de lo abonado en concepto de habilitación o renovación comercial en forma de crédito fiscal. La devolución será proporcional a los días que estuvieron cerrados por esta circunstancia.

Los transportes turísticos de pasajeros habilitados en la Municipalidad de El Calafate no pagarán patente por el lapso que dure el aislamiento social obligatorio.

Se posterga el pago de cuotas de terrenos, viviendas, derechos, planes de pago, refinanciamientos, y todas las obligaciones contractuales para con el municipio, hasta que finalice el aislamiento social obligatorio.

Se suspende el cobro de intereses a los contribuyentes que tengan obligaciones fiscales con el municipio por el lapso que dure el aislamiento social obligatorio.

Se destinarán $5.000.000 del presupuesto del Ente Mixto para asistir a los comerciantes y prestadores de servicios que quedaron inhabilitados a ejercer su actividad, para que hagan frente a los intereses de créditos contraídos.

Se cierra la paritaria municipal y se otorgará un 20% de aumento, retroactivo al 1° de marzo, y otro 10% en el mes de septiembre.

Se otorgará un bono de $5.000 a todo el personal municipal afectado a tareas durante esta emergencia sanitaria, como los recolectores y personal de desarrollo social.

Se renuevan los contratos de todo el personal afectado al cobro de ingreso al Parque Nacional.

Se autoriza la salida y regreso de personas por razones médicas, siempre que no puedan recibir atención en la localidad. También quedarán autorizados los casos que expresamente defina el comité asesor interinstitucional coordinado por la Municipalidad de El Calafate.

Podrán salir e ingresar de la localidad, por razones médicas o de abastecimiento, las personas de los establecimientos rurales del suroeste, que acceden a El Calafate por Ruta 15 y 11.

Las ferreterías y veterinarias pueden abrir con guardias mínimas en horario reducido de 10 a 17 HS.

Se creará un área de control de precios municipal.