Por zona norte

El agua como prioridad

Pasado el escándalo que se generó por el aumento de sueldos, el Ejecutivo de Caleta Olivia retomó su agenda con reuniones y gestiones para seguir regularizando el problema del agua, por el cual ya se activaron diferentes acciones, pero todavía falta.

En Caleta todavía no se terminó de solucionar el problema de la falta de agua.
En Caleta todavía no se terminó de solucionar el problema de la falta de agua.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Caleta Olivia pasó aquellos convulsionados días de diciembre, en los cuales la población se levantó con marchas numerosas ante la falta de agua.

Se activaron pozos, se trabaja con la planta de ósmosis, pero todavía falta y son muchos los vecinos que aseguran que todavía tienen que vivir con el servicio irregular y con las cisternas cargadas para evitar sobresaltos en el mejor de los casos.

Otros han llegado a contar que sus vecinos instalaron bombas presurizadoras en las veredas para captar mayor flujo y presión de agua, lo que generó problemas para los demás.

Y sabiendo eso, ya pasados días de críticas por los aumentos de sueldo, el Ejecutivo municipal de Caleta retomó las reuniones y gestiones para seguir avanzando con el problema del agua.

En ese sentido, el intendente, Fernando Cotillo, mantuvo un nuevo encuentro con referentes de dicha agrupación para unificar criterios y para conocer el ordenamiento de las tareas que vienen realizando conjuntamente.

En ese sentido, el intendente Cotillo recibió a la mesa de Asambleístas por el Agua y reiteró que están decididos a resolver el problema que aqueja a los vecinos de Caleta Olivia hace muchísimos años.
Asimismo, mencionó que intercambiaron opiniones y armaron una agenda de trabajo, fijando metas a resolver en el corto, mediano y largo plazo.

“Todas las iniciativas son buenas y son bienvenidas en pos de la comunidad. Desde la Municipalidad vamos a continuar con el objetivo sumándonos a Servicios Públicos que son los encargados de brindar este servicio”, comentó.

“Tenemos mucho para hacer y concretar porque el Gobierno nacional tiene la mirada puesta en Caleta Olivia a través del ENOHSA. Esta reunión es el inicio de un largo trabajo conjunto con la Provincia igualmente”, agregó.

Por otro lado, Omar Funes, referente de la agrupación, agradeció la invitación y la buena predisposición del Intendente, para dialogar sobre los proyectos que presentaron. “Nos vamos muy satisfechos con las respuestas y vamos a continuar aunando esfuerzos para lograr lo que necesita la ciudad”, sostuvo.

De la misma manera, Carlos Paredes, también referente de la agrupación, comentó que van a continuar trabajando de la misma manera y esta es una forma de hacer el camino como corresponde.

“Seguimos juntando firmas y seguramente vamos a ser recibidos por la Gobernadora de la Provincia. Desde ya estamos a disposición de los vecinos y ojalá podamos traerles las respuestas que desean”, finalizó.



Divididos

La mala para los vecinos es que la Asamblea que había logrado la atención de sus demandas por parte de Provincia y Municipio, por diferencias políticas alejaron a dos sectores y solo uno de ellos fue recibido por el intendente Fernando Cotillo.

Según publicaron colegas del Diario El Patagónico, fuertes discrepancias internas motivaron la división del grupo de vecinos de Caleta Olivia que, luego de la masiva movilización del 4 de enero, habían constituido una Mesa de Asamblea Ciudadana, logrando que las quejas de toda la comunidad por la escasez de agua fueran escuchadas por autoridades del Gobierno provincial y también que se separara a quien ocupaba la gerencia local de Servicios Públicos, Juan José Naves.

Además, motorizaron una serie de proyectos alternativos para incrementar el suministro, basados principalmente en la explotación de nuevos pozos acuíferos, para lo cual juntaron más de ocho mil firmas para avalar las iniciativas ante la Legislatura provincial.

Sin embargo, la semana pasada, quien elaboró uno de esos proyectos (Aguada Norte), Raúl Montiel, demandó que le entregaran las planillas con las firmas atribuyéndose su potestad, argumentando que se las habían “robado”. El mismo contó con el apoyo de otros vecinos de su entorno que, coincidentemente, son referentes políticos opositores a la gestión municipal y provincial.

Desde el otro sector, conformado en su mayoría por jubilados provinciales y estatales, le respondieron que él (Montiel) ni siquiera se tomó la molestia de estar en la calle soportando inclemencias climáticas para obtener firmas del resto de la comunidad y que el proyecto de Aguada Norte era uno más de los que se presentarán ante la Legislatura.

Además, el intendente Fernando Cotillo convalidó solamente al grupo de jubilados y los invitó el miércoles a su despacho para unificar criterios y trabajar de manera conjunta, con la finalidad de resolver de una vez por todas la cíclica problemática de escasez de agua que afronta la ciudad.

COMENTÁ