Economía

Efecto pandemia: Santa Cruz sufrió un récord de caída de la recaudación

Fue un 20% menor en la comparación interanual, sin tener en cuenta una inflación de alrededor del 50%. Además, Ingresos Brutos fue la mitad de lo recaudado en el mes de enero de este año. La paralización de las actividades comerciales de mayo fueron determinantes en los números de junio. En lo que va del año, es el quinto mes en el cae la recaudación propia en Santa Cruz.

El gráfico muestra la fuerte caída interanual de la recaudación tributaria provincial.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El miércoles, en la paritaria central, el Poder Ejecutivo Provincial hizo una oferta salarial muy por debajo de las expectativas de los gremios. Eso llevó a que en el acta quedara plasmado el argumento del Gobierno ante la imposibilidad de hacer una propuesta mayor.

Se habló de una pandemia que generó una “crisis social y económica sin precedentes que hace replantearnos día a día la manera de gestionar los escasos recursos con lo que contamos, tanto los de origen nacional como los de origen propio (local)”.

Y subrayaron que los recursos se encuentran altamente condicionados por la merma sustantiva de los ingresos de coparticipación y regalías, que “constituyen una fuente esencial al momento de administrar la distribución de gastos y pago de salarios”.

Podría considerarse exagerado el escenario dado a conocer por las autoridades de Economía, pero lo cierto es que los números parecen respaldar esa tesis. De hecho, ayer se conocieron datos de la recaudación tributaria del mes de junio, que nos permite medir el mes de mayo. Según informó la ASIP (Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos), la recaudación propia fue un -20 por ciento de variación interanual, sin tener en cuenta la inflación, que estuvo en alrededor del 50 por ciento.

 

El contexto- El viernes pasado, cuando se retomó la paritaria central, el Ejecutivo dio más precisiones sobre la realidad económica por la que se atraviesa. Al respecto, indicaron que, desde finales del mes de marzo, todo abril y mayo, Santa Cruz “sintió fuerte la paralización económica como consecuencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio”.

También informaron que el mes de mayo se presentó “con mayor crudeza en cuanto a un impacto mucho mayor en la baja de los recursos económicos y la consecuente merma de ingresos, por lo que día a día se estudia la evolución de los mismos y su posterior ejecución en función de las necesidades”.

A su vez, manifestaron que los recursos de la provincia no solo se sustentan en los generados por recaudación propia (ASIP), sino también por la Coparticipación Nacional y las regalías hidrocarburíferas, entre los más importantes, “ambas fuentes de ingresos externos e internos, cayeron considerablemente en el contexto de la pandemia”.

Precisamente sobre las variables externas, aseguraron que la recaudación de IVA cayó un 29% en términos reales en el mes de mayo, mientras que Ganancias lo hizo en un 25% interanual. “Abril fue aún más crudo, registró una caída (de Ganancias) del 29%”, resumieron. Luego, explicaron que, en relación a las variables internas, “a estas alturas propiciamos la cuarta caída consecutiva en términos de ingresos provinciales”.

Finalmente, consideraron que se presume que la caída de los ingresos superará el 40 o 50% del total de lo que se recaudaba, “por ejemplo en junio se proyecta una caída mayor en la recaudación de la ASIP”.

 

Quinta caída consecutiva- Estos datos dados a conocer en las últimas dos reuniones paritarias, quedaron plasmados en la publicación de la recaudación provincial que hizo ayer la ASIP, la peor de los últimos años. Efectivamente, lo recaudado en junio fue aún peor que el mes anterior: $740.601.410,39, constituyendo la quinta caída consecutiva desde que comenzó el 2020, siendo sólo enero el que sobrevivió a esta estadística.

A la hora de analizar la recaudación que publica la ASIP, en mayo del 2020, la recaudación había sido de $811.440.419,04, en ese momento, la cuarta caída consecutiva en la recaudación desde que comenzaba el año.

Para entender comparativamente, la recaudación de abril pasado alcanzó la cifra de $987.397.891,19. Regresando al mes de junio, los Ingresos Brutos (impuesto que grava la actividad) representaron el 92,11% del total de esos ingresos, siendo Sellos con el 7,24% el siguiente ítem de recaudación tributaria propia de la Provincia durante el mes de junio.

En pesos, en los últimos cinco meses del año la recaudación calculada de forma interanual viene en baja, al igual que en términos reales (si se mide teniendo en cuenta la inflación superior al 50%).

ENERO 2019: $849.994.890,48

ENERO 2020: $1.226.712.722.73 (+44,32%).

 

FEBRERO 2019: $807.435.813,55

FEBRERO 2020: $1.144.866.163,11 (+41,79%).

 

MARZO 2019: $806.541.626,77   

MARZO 2020: $1.046.448.399,79 (+29,79%).

 

ABRIL 2019: $877.750.549,32           

ABRIL 2020: $987.397.891,19 (+16%,26)

 

MAYO 2019: $968.350.646,93

MAYO 2020: $811.440.419,04. (-16,20%).

 

JUNIO 2019: $869.057.241,69

JUNIO 2020: $740.601.410,39 (-20%).

 

En junio disminuyó la velocidad de caída real de la recaudación de IVA y Ganancias

La consultora privada IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) informó que en junio se volvió a verificar una caída real de la recaudación de los principales impuestos nacionales cobrados en nuestro país sobre las operaciones domésticas.

Subrayaron que en este mes se destacan particularmente dos situaciones puntuales: La existencia este año de tres días hábiles más que en junio de 2019 y como contrapartida el diferimiento a julio de 2020 de parte de los vencimientos de Ganancias de personas físicas y de Bienes personales.

Al respecto, mencionaron que la recaudación de IVA cayó un 19% en términos reales, mientras que la de Ganancias lo hizo en un 21% real interanual. Entre ambos representan 4/5 partes de la recaudación de impuestos (sin seguridad social ni comercio exterior), y la suma de IVA más Ganancias cayó un 20% en términos reales. Sumando Bienes Personales (el único que muestra subas reales interanuales) y Combustibles, este grupo de cuatro tributos mostró una caída del 16% real interanual.

Así, comparado lo ocurrido en el segundo trimestre de 2020 con el primero, sostuvieron que claramente la recaudación, que ya venía deteriorándose, acusó el golpe extra de la paralización de buena parte de la actividad a partir de las medidas de aislamiento en respuesta a la pandemia del Coronavirus.

Y suscribieron que, tanto en IVA como en Ganancias, el mes de junio dio una tenue señal de no agravamiento, en el sentido que las caídas fueron menos abruptas que en abril y mayo, aunque todavía lejos de retomar la velocidad de caída de los primeros meses.