Opiniones cruzadas

Eduardo Feinmann, indignado por la vacunación a Horacio Verbitsky

El conductor de La Nación + no escondió su rechazo luego de que el periodista revele que recibió la Sputnik V para el Covid-19 en el Ministerio de Salud de la Nación.

Eduardo Feinmann, indignado por la vacunación a Horacio Verbitsky.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Eduardo Feinmann salió a cruzar al Gobierno y a Horacio Verbitsky luego de que este revele que, a pesar de no ser personal médico, ya está vacunado contra el Covid-19 gracias a que dialogó con el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien según su relato le facilitó el acceso a la Sputnik V.

“Dije que quería esperar unos meses para ver qué efectos secundarios había, pero al final ayer me vacuné”, contó el periodista y presidente del CELS en diálogo con el programa Habrá Consecuencias de radio El Destape, explicando que esa decisión fue causa de contagios y muertes por coronavirus en su familia.

“Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo, Ginés González García –a quien conozco de mucho antes que fuera ministro–, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas, que está en Palomar, creo que es partido de Morón, pero el barrio es Palomar, y está ahí nomás de la villa Carlos Gardel. Cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna”, relató el Perro.

Las declaraciones de Verbitsky, quien también dijo que a ese vacunatorio del Ministerio de Salud iba a asistir José Aranda, del Grupo Clarín, causaron un fuerte repudio en las redes sociales, donde miles de usuarios expresaron su rechazo a que haya sido vacunado cuando todavía resta inocular a muchos médicos. Y uno de los que habló de manera categórica fue Feinmann.

El conductor de La Nación + y Radio Rivadavia fue contundente en su mensaje, siendo peyorativo con el beneficio al que tuvo acceso su colega y haciendo un juego de palabras con el nombre de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia.


COMENTARIOS