Distanciamiento

Dos localidades importantes muestran extrema caída de consumo y cierre de comercios

En El Calafate el titular de Comercio dio casi perdida la temporada turística que viene. El 70% de las agencias de turismo no recibieron ATP y muchos hoteles directamente no abrirán cuando estén habilitados. En Caleta Olivia, con otra realidad económica productiva, funciona el 98% de los locales, pero las ventas son del 50% en relación al año pasado. Pago de aguinaldos en cuotas y en algunos casos no saben si podrán afrontarlo.

En Caleta Olivia trabajan en plan pospandemia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Se cumplen hoy 96 días desde que se declaró el aislamiento social y obligatorio en Argentina y a pesar de que Santa Cruz se encuentra en una fase de distanciamiento social, con la mayor cantidad de las actividades habilitadas, el sector comercial no sólo no mejora, sino que luego de la pandemia se estima que cerrarán locales.

En El Calafate que depende del turismo la situación es peor por obvios motivos. Sin vuelos y una caída del turismo en todas sus formas, la próxima temporada está prácticamente perdida.

En Río Gallegos el sector elabora un plan “pospandemia” para presentar al Gobierno. Pero esto “ya fue pedido a fines de marzo y reiterado en abril” al Gobierno provincial y municipal, según indicó Adolfo Jansma, titular de la Cámara de Comercio de la Villa Turística, quien nunca vio una situación como la actual.

El día que se abra la hotelería, que no sabemos cuándo, estará muy complicado”, dijo y marcó el aumento de casos de Coronavirus en la Patagonia.

“Nosotros no somos como Río Gallegos o Caleta Olivia, que dependen de alguna manera de algún flujo propio de la administración pública u otras actividades como la petrolera; acá dependemos netamente del turismo”, advirtió.

Para Jansma “la temporada que viene está casi perdida y el tema será si dan los números para abrir un hotel y un restaurant si vas a tener poca gente”.

Las medidas anunciadas de Nación “no llegan a todo el mundo”, destacó, algo que igual dijo a este medio el referente de los comerciantes, Jonathan Van Thienen. “Los créditos o los ATP (Aporte para el Trabajo y la Producción) llegaron a algunos y a otro no, y no se entiende por qué”.

Los ATP fueron creados para ayudar a los comerciantes en el pago de sueldos, pero no para el aguinaldo. “Haber pagado los sueldos; las reservas a muchos se les acabaron, a otros no. Ahora están pensando en el sueldo de junio y el aguinaldo, es aventurarnos a algo que no sé si va a ocurrir, algunos lo pagarán, otros no”, detalló.

El 75% de las agencias de viajes “no recibieron ATP y hay 120”.

La apertura de vuelos para septiembre “parecía lejos”, pero tampoco es un aliciente. En provincia y CABA analizan volver a la Fase 1. De allí parten la mayoría de los vuelos.

Muchos comercios ya están cerrando en la Villa Turística. “Han cerrado muchísimos. Uno solo debe hacer un paseo por la Avenida Libertador y ver en todas las cuadras que los comercios cerrados con diarios, con cartel de “se alquila”, después en los barrios muchos comercios han cerrado”.

Aunque se habilitó la gastronomía, muchos no abrieron. No hay gente”, apuntó.

Es que no hay consumo, la gente sale menos y nadie gasta.

Los hoteleros manifestaron que no van abrir por los costos”, adelantó.

La Ley de Emergencia del Turismo, que se analiza en Diputados ayudará, pero no sería suficiente. “Habrá rebajas en impuestos, créditos… Una ley de emergencia algo va a ayudar, el tema es cómo sale y cuánto abarca porque hay que ver su contenido. Ayudará, pero como el ATP, a algunos”.

 

DIFERENTE, PERO MAL

En Caleta Olivia, la situación es diferente, pero lejos de la normal.

La localidad que es la puerta de entrada a la provincia, que es cerrada por los casos de COVID-19 en Comodoro Rivadavia, tiene el 98% de los comercios funcionado, según indicó Miriam Giorgia, referente de la Cámara de Comercio de “El Gorosito”.

“No todos están trabajando al 100%. No es la forma ideal porque tienen horarios recortados (hasta las 20:00, salvo gastronómicos hasta las 23:00) y la forma de trabajar es mediante los protocolos para no volver atrás de lo que se viene logrando hasta ahora”, precisó a TiempoSur.

De igual modo, Giorgia dijo que “la medida ha sido un oxígeno para al sector”.

Por ahora no hay registros de que cerrarán locales pero sí hubo cambio de locales. “Los grandes han buscado locales chicos y están tratando de readecuarse y reinventarse a la situación y han anexado rubros en algunos casos”, describió.

Allá también trabajan en un plan pospandemia. “Trabajamos con producción municipal y provincial y vamos a tener novedades en la brevedad”, contó.

Los aguinaldos se pagarían en cuotas. “La mayoría de los comercios que están trabajando están a menos del 50% de lo que estaban el año pasado”, advirtió.

Los comerciantes acuerdan con los empleados “y hubo una buena respuesta en la mayoría con pago en cuotas y están viendo alternativas”, indicó.


COMENTARIOS