Río Gallegos

Dos jóvenes detenidos y tres huyeron al ser sorprendidos robando un kiosco

Los sospechosos ingresaron en un local comercial denominado “Kiosco Diego y Luis 2”, de donde se llevaron candados y las cámaras de seguridad. En la huida dejaron varias herramientas en el lugar, las que fueron secuestradas por la policía, como así también se recuperó uno de los candados arrojados.

Los jóvenes fueron trasladados a la Comisaría Tercera (Foto ilustrativa).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerca de las 05:30 de ayer, los efectivos policiales de la Comisaría Tercera fueron solicitados en el local comercial de calle Obispo Angelleli al 2100, debido a que se había cometido un ilícito.

El personal se dirigió al lugar, donde constataron que en el “kiosco Diego y Luis 2”, los sospechosos habrían intentado ingresar, quienes todavía estaban en el lugar que al percatarse de la llegada de los policías emprenden la huida, logrando demorarse a dos, pero los restantes tres lograron huir.

En el kiosco, el personal procedió a buscar al propietario y solicitar la presencia del personal de la DivisiónCriminalística para que realicen las pericias del caso.

En tanto una comisión de uniformados realizó un rastrillaje por la zona y sus alrededores en busca de los restantes sospechosos.

Mientras esperaban la llegada de los peritos, los uniformados dialogaron con los vecinos para saber si alguno había visto u oído algo extraño.

A su llegada, los peritos realizaron una inspección ocular y posteriormente tomaron una secuencia fotográfica y buscaron indicios que pudieran aportar datos de quién o quiénes serían los autores del ilícito.

Según pudo conocer este medio, los peritos procedieron al secuestro de una masa, un hierro tipo barreta y guantes de construcción, los que habrían sido dejados por los delincuentes.

A su vez, los efectivos de la dependencia comenzaron a buscar cámaras de seguridad en la zona y alrededores con el fin de tratar de establecer quiénes serían los autores del ilícito.

Cuando el damnificado se hizo presente constató el faltante dedos candados y las cámaras de seguridad.

En cuanto a los demorados, éstos fueron llevados a la dependencia donde se los identificó y por lo que se pudo conocer, ambos tendrían 20 años y uno de ellos sería conocido por la policía

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción de turno, de donde se dispuso que una vez cumplidos los plazos legales de la aprehensión, ambos continúen detenidos hasta el momento de ser indagados.

Menor de 13 años demorado

Por otra parte, se conoció que durante el mediodía de ayer, el personal de la Comisaría Primera de El Calafate, procedió a la demora de un menor de 13 años. Todo comenzó cuando fueron solicitados en Av. del Libertador al 1300, por sus pares del Comando Radioeléctrico, debido a que tenían a un menor de edad demorado.

El personal se dirigió al lugar ya que fue alertado por un transeúnte que un joven, del cual aportó características fisionómicas y vestimentas, se hallaría intentando abrir puertas de vehículos estacionados, por lo que se dirigieron al lugar indicado por el testigo, donde logran demorarlo.

El personal de la dependencia condujo al sospechoso a la dependencia, donde lo identificaron y resultó ser un menor de edad, de 13 años, quien hizo entrega de manera voluntaria de varios elementos que no resultarían ser de su propiedad. Por lo que se pudo averiguar se secuestró un teléfono celular marca LG, una linterna color negra, nueve bisturíes y una cintaadhesiva. Además se incautó un paquete de papel de armado de cigarrillos. Por el hecho se dio aviso al Dr. Carlos Narvarte, por intermedio del Secretario Penal de turno, quien dispuso la entrega del menor a su progenitora bajo acta de estilo.