Por hecho de violencia de género

Dos detenidos tras allanamiento

El procedimiento se llevó a cabo en una vivienda ubicada en la inmediación del Barrio San Benito. Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la Séptima, Comisaría de la Mujer y Fuerzas Especiales.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la Séptima, Comisaría de la Mujer y Fuerzas Especiales.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, durante el transcurso de la tarde, alrededor de las 15:30, se llevó a cabo un allanamiento en la ciudad de Río Gallegos.

El mismo se protagonizó en una vivienda ubicada en las inmediaciones del Barrio San Benito.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la División Comisaría de la Mujer y Familia, Fuerzas Especiales y División Comisaría Séptima.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas manifestaron que el procedimiento se realizó en el marco de un hecho de violencia de género.

Asimismo, se pudo saber que alrededor de las 17:00 del pasado cinco de abril una mujer se acercó hasta la dependencia policial para radicar una denuncia.

No obstante, la señora de aproximadamente 52 años de edad indicó que había mantenido un inconveniente con su expareja de 56 años.

Seguidamente a esto la mujer se había acercado hasta el domicilio del hombre junto a uno de sus hijos para retirar pertenencias y un papel de suma importancia.

Ante esto, el sujeto en cuestión se puso agresivo con la mujer de forma verbal y amenazándola.

Posteriormente a esto el individuo agarró un plato de cerámica y se lo arrojó a su ex pareja donde afortunadamente logró esquivarlo.

Luego de esto agarró un fragmento del elemento y la comenzó a amenazar nuevamente.

Inmediatamente su hijo intervino para calmar al padre, pero el problema se trasladó en la vía pública, donde otro de los hijos logró tranquilizarlo y permitir que su madre se retirara del inmueble.

En horas de la mañana del día de ayer uno de los involucrados en el suceso prestó declaración y expuso que el padre tenía armas de fuego de aire comprimido.

Es por esa razón que se solicitó a la Justicia una orden de allanamiento en el domicilio.

Por otra parte, dos de los hijos se acercaron a la vivienda mientras se estaba realizando el procedimiento policial y donde los agentes de fuerzas especiales le precisaron que no podían ingresar, por lo que se retiraron.

Transcurridos varios minutos los sujetos volvieron a acercarse y se tornaron agresivos con las autoridades policíacas, razón por la cual fueron reducidos, aprehendidos y trasladados hasta la División Comisaría Séptima.

Una vez cumplidos los plazos legales estipulados de seis horas recuperaron su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia por la causa de resistencia a la autoridad.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se pudo saber que el propietario de la casa también fijó domicilio por el hecho ocurrido el pasado cinco de abril.