Río Gallegos

Encapuchados sustraen 5.000 pesos de una panadería

Sucedió en la noche del martes, cuando la empleada de la panadería ubicada en la esquina de calle Muratore y Martín Miguel de Güemes fue sorprendida por dos sujetos encapuchados, quienes tras amenazarla se llevaron la recaudación del día, cuya suma sería de $5000. El personal de la Comisaría Primera investiga el hecho.

Local comercial que fue blanco de los delincuentes. (Foto: C.G.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Todo comenzó en la noche del martes, cerca de las 20:30, cuando dos sujetos encapuchados ingresaron a la panadería denominada “Mamma Sonia”, ubicada en la esquina de calle Muratore y Martín Miguel de Güemes, amenazaron a la empleada y le exigieron la recaudación.

La mujer sin mediar palabras hizo entrega del dinero cuya suma sería de $5000 en efectivo y ya con el botín en mano emprendieron la huida.

Una vez que la mujer estuvo segura que los sujetos se habían ido, llamó al Comando Radioeléctrico, quienes se dirigieron al lugar mientras daban aviso a sus pares de la Comisaría Primera, cuyos efectivos rápidamente se presentaron en el lugar y asistieron a la mujer.

En esos momentos la mujer contó lo sucedido y brindó algunas características de los sospechosos, por lo que una comisión de policías realizó un rastrillaje por la zona y alrededores, pero no lograron encontrarlo. 

Además, allí se realizaron las pericias del caso junto al personal de la División Criminalística, y se comenzaron a buscar cámaras de seguridad por la zona y alrededores para tratar de identificar a los sospechosos y establecer en que habrían huido.

Investigaciones

Además, se les tomó declaración testimonial a los transeúntes y posibles testigos, para tratar de determinar si algunos de ellos vieron o no algo al momento de ocurrido el hecho.

Cabe señalar que el local comercial cuenta con cámaras de seguridad por lo que se procedió a analizar los videos del momento. 

Por el hecho el personal policial dio aviso al Juzgado de Instrucción de turno, de donde se dispuso que las investigaciones continúen a cargo del personal de la dependencia.