Lollypop

Dos cachorros que podrían salvar de la extinción a los yaguareté

La situación de esta especie en la región de Chaco es crítica. Existen menos de 20 ejemplares en el extenso territorio, cifra alarmante cuya causa es el hombre; es perseguido por temor, costumbres de cacería, o bien, porque el felino es depredador del ganado. El ser humano también consume animales que igualmente antes eran presa del llamado tigre argentino, provocando la escasez de alimento que, sumado a la degradación de sus bosques, dio como resultado el inminente peligro de extinción.

Los dos cachorros yaguaretés (foto: Matías Rebak)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el Parque Nacional el Impenetrable, en conjunto con la Fundación Rewilding, hacen lo posible por salvar la especie, esfuerzo que ya dio sus primeros frutos pues, a pesar de la peligrosa maniobra, cruzaron a Qaramta, un macho silvestre que habita el Impenetrable, con Tania, hembra que nació en cautiverio luego de que personas sin escrúpulos cazaran a sus abuelos, dejando a su madre y a ella alejados de la libertad.

Luego de obtener los permisos correspondientes, elaboraron enormes corrales para el encuentro; hecho histórico, ya que nunca se había cruzado un felino salvaje con una hembra en cautiverio. Una vez activadas las trampas por donde entró Qaramta, ingresó Tania. Estuvieron juntos y luego el macho quedó en libertad, mientras que la hembra, al no saber sobrevivir sola lejos de la ayuda del hombre, se quedó en el corral.

A raíz de la cruza, Tania quedó embarazada y a los meses nacieron en perfectas condiciones sus cachorros, símbolos de esperanza para la conservación de la especie.

Los dos pequeños serán criados por su madre en los corrales del monte chaqueño, sin embargo, a diferencia de la crianza de la felina, estarán sin contacto con humanos porque les espera una vida en libertad, aunque para eso se debe seguir trabajando, ya que el lugar en donde queden se debe convertir en un sitio seguro para la especie, pues el río Bermejo, en donde habita Qaramta y en donde se espera vivan sus hijos, sigue siendo objeto de furtivismo.

“Necesitamos asegurar una economía basada en el turismo de naturaleza, para que estos cachorros puedan caminar seguros en unos años”, sostuvo Sofía Heinonem, directora ejecutiva de la Fundación Rewilding Argentina.


COMENTARIOS