Provincia

Distrigas y el sentido social de una empresa

Multimedio Tiempo habló con la Presidenta de Distrigas S.A, María Belén García quien  hizo hincapié en la necesidad de profundizar las campañas de concientización y sobre el tendido de redes.

María Belén García.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por primera vez, Distrigas S.A, la empresa de gas de Santa Cruz, tiene una mujer como presidenta, ella es María Belén García, quien se hizo cargo a partir del 10 de diciembre del 2019, tras la asunción de la gobernadora Alicia Kirchner en su segundo mandato en la Provincia de Santa Cruz.

Ayer, Tiempo FM, dialogó con la funcionaria provincial, sobre los trabajos que se llevan adelante en esta ciudad capital.

Qué trabajos está llevando adelante Distrigas?

Venimos trabajando desde el 10 de diciembre, somos la continuidad de la gestión anterior con Cotillo, Maimo, Murgia compañeros que estuvieron en los últimos cuatro años trabajando en todas las localidades; tenemos servicio en quince localidades donde se ha trabajado de manera federal y se han extendido redes en toda la provincia. La idea es continuar, profundizar las campañas de concientización y continuar con las extensiones de redes.

En Río Gallegos se ha trabajado mucho, hay un par de barrios que es necesario que sigamos trabajando y profundizando todas las extensiones de redes; son barrios que han tenido desde un inicio irregularidades en sus conformaciones, como es el Barrio 22 de Septiembre que se está terminando la mensura en breve y eso nos va a permitir porque el gas es algo muy complejo, muy delicado sobre todo en lo que tiene que ver con regulaciones y normas; por ende hay cuestiones que desde el servicio de luz o agua se pueden realizar sin tanta documentación pero, en el caso del gas, a nosotros nos regula ENARGAS y sin la mensura, sin las adjudicaciones correspondientes que tengan que tener los vecinos que vayan a tener los servicios, es imposible avanzar. Trabajamos junto a las juntas vecinales y el Municipio para llegar al 22 de Septiembre, faltan varios anillados en todo lo que es San Benito, Bicentenario, Ayres Argentinos, que son los barrios en los que tenemos injerencia y que son los mal llamados periféricos que se anexaron al ejido urbano este último tiempo.

 

¿Cuánta gente sin gas hay en Río Gallegos?

Es muy variable, no tenemos un censo porque es exponencial y hay muchas familias que no han podido mantener los alquileres y se fueron a los barrios, es muy dinámico. No tenemos un censo pormenorizado, pero sí tenemos reclamos de extensiones de red en toda la zona de Ayres Argentinos, Patagonia, por ejemplo en el Barrio 22 de Septiembre es donde más familias hay asentadas y donde queremos que éste sea el último invierno para este barrio también sin el servicio, ya que tenemos los materiales. Tenemos una licitación adquirida en el mes de mayo, material para trabajar y estamos esperando que el clima nos permita avanzar un poco más.

 

¿Trabajo en los barrios en el ejido urbano?

Históricamente del ejido urbano se encargaba era la distribuidora Camuzzi y por una cuestión de que no es rentable para la empresa se fue cediendo la concesión a Distrigas porque, obviamente, tiene un sentido más social por ser una empresa estatal y, además, consideramos que tenemos que ser un Estado presente porque hay lugares donde Camuzzi no llega, allí esta Distrigas. Porque justamente, lo que sucede por ejemplo en el Barrio 22 de Septiembre, Patagonia o Ayres Argentinos, es que tenés quizás que hacer 1000 a 1500 metros de red para no llegar a ningún vecino en el transcurso de esos metros, y después terminás llegando a cinco. Entonces, como no se consideraba rentable, desde el Estado se fue pidiendo a Camuzzi que ceda esos tramos de concesiones y por eso se fueron quedando todos los barrios que se fueron anexando al ejido urbano pidió que son menos poblados pero con mucha necesidad.

 

¿Qué pasa en los barrios que todavía no tienen documento de las tierras?

En los inicios de los servicios de gas necesitabas el título de propiedad y se ha flexibilizando y se permite las preadjudicaciones o adjudicaciones municipales, con un certificado policial de que la persona vive ahí y que la vivienda está apta para el servicio ya puede ser titular del servicio de gas.

 

Situación barrio Madres a la Lucha

En el Madres a la Lucha no tenemos nuestro servicio, ahí lo tiene Camuzzi y entiendo que deben estar trabajando para adjudicarlo.

 

¿Hay tipos de registro o consultas para acceder al servicio?

Estamos agilizando la oficina virtual para que no tengan que acercarse a la oficina y todo lo que se pueda agilizar desde la casa ayuda para acceder de manera más sencilla y simple. Todos aquellos que ingresen a la página virtual, estamos viendo de socializar y hacer capacitaciones a través de la virtualidad.

 

“Es la voz de la conciencia real”

En otro tramo de la charla con Belén García, se recordó a su padre Héctor Marcelino García, alias Chicho, político y abogado, que ocupó interinamente el cargo de Gobernador de la Provincia de Santa Cruz durante siete meses, tras la renuncia de José Ramón Granero, entre el 15 de marzo hasta el 10 de diciembre de 1991 y fue quien le entregó el cargo al gobernador electo, Néstor Kirchner.

 

¿Charlás mucho de política con tu viejo?

Charlo un montón, es un compañero al que admiro mucho, compartimos discusiones en qué se puede modificar. Él es de la política vieja, es muy autocrítico de todos nosotros, lo escucho porque es la voz de la conciencia real. Tiene más energía que yo, está mejor que todos nosotros.

 

¿Qué recordás de la época que tuvo que reemplazar como titular de la legislatura?

Eran momentos muy tensos porque eran angustiantes para todos los santacruceños, yo tenía seis años. Tengo recuerdos muy vagos del volcán (por el volcán Hudson), todo lo que fue la presión social porque era muy angustiante y en ese momento no pagar un mes de sueldo era frustrante, recuerdo entrar a la casa de Gobierno con mi papá en brazos. Tenías esa sensación de que tu viejo se iba, que era muy complejo. En mi casa estaban las máscaras teníamos frasquitos de las cenizas, nos contaba historias de la política de ese momento y mi papá es de hablar mucho de esa época.

 

¿Cómo llevas la pandemia con dos hijos chiquitos?

Siempre digo que, en ese sentido, somos privilegiados porque tenemos una casa para mis dos hijos que pueden salir a tomar aire; tenemos la posibilidad de tener internet, un televisor. Sabemos que hay familias que la están pasando mucho peor. A parte de hacer tik toks, ayudar a cocinar, slime, le buscamos la vuelta. Yo también trabajo, trabajamos desde el día uno y se la re bancan, acompañan más ellos que uno mismo. Tenemos la responsabilidad de conducir el organismo y ser mujeres; todo tensiona y ellos absorben y se portan bárbaro”, dijo finalmente.

 


COMENTARIOS