Producción

Día del Cervecero: Una cultura que crece

Miles de personas dejaron de consumir la bebida industrial y se volcaron a la creación artesanal. Creció como un negocio y hoy es cultura. Hablan para TiempoSur productores santacruceños.

Desde Glaciares buscan expandir el comercio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde hace poco más de cinco años la cultura cervecera comenzó a tomar fuerza a nivel regional. Miles de consumidores dejaron de tomar bebidas industrializadas y apostaron a la compra de productos artesanales, en una tendencia que fue escalando con los años. Esto no solo permitió abrir el abanico de lo que se podía comprar, sino que demandó la creación de nuevas marcas que vayan a suplir esa necesidad. Varios fueron lo que allá por 2015 vieron la oportunidad de crecer en el negocio y comenzaron a realizar cursos y aprender sobre la cocción de cerveza, teniendo marcas propias establecidas hoy en toda la provincia. Hoy en el marco del Día del Cervecero (ver más adelante), TiempoSur se contactó con los productores, quienes tuvieron un año complicado por el cierre de los locales. La reinvención y la venta directa al comprador han sido pilares fundamentales para mantener el negocio a flote. Además, algunos ya vislumbran cómo expandir el mercado y apostar a nuevas tendencias como el Gin. Vale remarcar que en Santa Cruz el boom de la cerveza artesanal se vio marcado en las diferentes festividades que se realizaron, donde se convocó a miles de personas que pudieron disfrutar de esta bebida a base de lúpulo y cebada. Un dato a tener en cuenta es que la cultura local creció de la mano con un mayor interés en la gastronomía santacruceña, con eventos que maridaron ambos mundos y sentaron precedentes de lo que es hoy el mundo de la comida y bebida santacruceña.

 

El crecimiento de la cerveza

La cerveza artesanal dejó de ser una moda y pasó a ser una cuestión cultural. El hecho de ir a un local donde sirvan este tipo de productos, creados a mano y en algunos casos con una vuelta de tuerca por parte del autor, hizo que los compradores prefirieran esto a la bebida industrial. El hecho de tener variedades más amargas, espumosas o con diferentes cuerpos permitió que los cerveceros pudieran innovar y ofrecer esto al cliente.

 

Los protagonistas

Rodolfo Gilio es el referente de la cerveza Mara. El productor de Río Gallegos cuenta con su local en el ingreso del barrio San Benito y además aquellos interesados pueden ubicarlo a través de las redes sociales. En diálogo con TiempoSur, brindó un análisis de cómo está el sector y relató además cómo fue el trabajo durante la pandemia.

“La situación es complicada, porque el caudal de venta y producción que teníamos hasta que comenzó la pandemia disminuyó un montón, hasta un 90%. La cerveza que nosotros producimos se consume en bares, cervecerías”, indicó en primera instancia.

Asimismo, el entrevistado continuó explicando que “tenemos la particularidad que brindamos el servicio de choperas. Que no se puedan reunir las personas a festejar un acontecimiento, no nos permite esa venta”, sostuvo. Remarcó por ejemplo que en el mes de febrero del 2020 tuvieron una buena cantidad de trabajo, todo previo a la pandemia.

Por otra parte, y tal como sucede con otros elementos –como el pan- el precio final va variando dependiendo del costo de la materia prima. En esta ecuación el dólar cobra un papel fundamental. “El otro gran problema es el incremento de los insumos a valor dólar. Todos están dolarizados. El gran detrimento de la materia primera que demás se nos fue por arriba. Mantenemos la producción, pero no en la cantidad de litros que veníamos ofreciendo a diario”.

En otro marco, consultado sobre la tendencia que hay ahora de beber este producto, indicó que “la cerveza artesanal no es una moda, es una cultura. El que consume la cerveza artesanal deja de lado la industria. Hay una variedad grande y distintos estilos. Hay empresas hoy que están copiando algunos estilos fuera de los comunes que ellos tenían”.

 

Glaciares

Otro de los productores cerveceros que fue contactado por TiempoSur es Edgar Baeza, de la cerveza Glaciares. Es uno de los primeros que años atrás vio venir el boom de la cervecería artesanal y que hoy en pleno 2021 ya se encuentra dando un paso adelante y apostando también por el Gin. Desde El Chaltén, abastecen a todos los locales de allí y por ahora no planean enviar hacia el interior provincial.

El entrevistado aseguró que la pandemia nos desubicó a todos, pero no hay que abandonar, hay que soportarlo. El año pasado fue bueno, acá en Chaltén veníamos trabajando bien con el turismo, pero ahora está complicado.

Sobre la explosión de la cerveza artesanal, coincidió que hubo un crecimiento exponencial de ventas durante los últimos cinco años. "En lo artesanal no hay aditivos, no hay conservantes; las grandes fábricas de cerveza usan esas cosas. Es todo artesanal lo nuestro, sin nada agregado. Eso es lo rico que hace a la cerveza".

Recordó que en 2015 vio cómo el auge de las cervecerías empezaba a crecer, por lo que empezó a indagar e interiorizarse. "Empecé haciendo cursos y terminó siendo algo viable. Cuando uno es trabajador y emprendedor, cuesta, pero no hay que aflojar. De a poco se crece".

 

Historia

La Federación Argentina de Trabajadores Cerveceros y Afines nace hace más de 80 años. Su principal objetivo sigue siendo representar a todos los trabajadores y trabajadoras de las cervecerías y malterías a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

El 19 de enero de 1936 en la ciudad de Quilmes se constituyó la Federación de Obreros Cerveceros y Afines de la República Argentina (FOCARA) sentando las bases de nuestra institución, la cual daría innumerables beneficios a los trabajadores de toda la industria cervecera y maltera.

En 1946 consiguieron la personería gremial con actuación en Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe y Tucumán. Luego, se sumaron las provincias de Córdoba y Mendoza. Finalmente, en 1954 abarcaría toda la Argentina.

En 1949 se produjo un hito trascendental en nuestra historia: Firmaron el primer convenio estableciendo las escalas salariales, categorías, jornadas laborales, escalafón, pago de horas extras al cien por ciento, vacaciones, licencias por enfermedad y accidentes, estabilidad y garantía de trabajo para todo el país.

Durante el año 1950 se definió el 19 de enero como el “Día del Trabajador Cervecero”, en honor a la fecha de fundación de nuestra querida federación. Tenemos una historia repleta de luchas, conquistas y derechos.

Sigue el boom de la cerveza artesanal.

 

Tipos de cerveza: 

 

Cervezas Lager

La cerveza lager se caracteriza por elaborarse a baja temperatura y de baja fermentación. Ello hace que sea una bebida más bien suave y ligera.

Tienden a ser rubias, pero también pueden encontrarse en color negro o más bien ámbar. Generalmente una lager se fermenta a una temperatura menor a 10 grados y en muchos casos incluso menor a 5 grados.

 

Pilsen

El color es más bien claro, es una bebida ligera y refrescante, y se caracteriza por ser una de las más conocidas y tomadas por todos.

Su denominación, “Pilsen”, se debe a que existe una ciudad con el mismo nombre ubicada en República Checa.

 

Ipa

Las Ipa tienen un color más bien cobrizo, con cuerpo y gran cantidad de lúpulo y malta.

 

Pale Ale

A diferencia de la Ipa, la cerveza Pale Ale cuenta con una tonalidad más clara (rubia). Aunque su color puede hacer que parezca suave, tiene mucho lúpulo y sabor.

 

Cerveza negra: Stout

Muchos las suelen llamar cerveza negra directamente pero cada una tiene sus particularidades. La primera tiene un color oscuro, alta graduación alcohólica y gran sabor a malta. También, al probarla, se puede sentir más amarga con detalles de chocolate y café.

 

 

 

Cervecería Mara en Río Gallegos.


COMENTARIOS