Fijaron domicilio

Detenidos con carne faenada y armas

El hecho ocurrió en las inmediaciones de la Ruta Nacional Nro. 3. Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal policial de las localidades de Jaramillo y Fitz Roy.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso de la noche del sábado se llevó a cabo un operativo de control en la localidad de Jaramillo y Fitz Roy.

El mismo se desarrolló en las inmediaciones de la Ruta Nacional Nro. 3 y la Ruta Provincial Nro. 93.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal policial de las dependencias de dichas localidades mencionadas anteriormente.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas, se encontraban realizando patrullajes de prevención.

Asimismo, se pudo saber que en determinado momento los uniformados observaron una camioneta marca Ford Ranger circulando por los establecimientos rurales aledaños.

Ante esto, los oficiales de policía procedieron a detener el vehículo y a identificar a las personas que se encontraban en el interior del mismo.

No obstante, se pudo constatar que la unidad automotriz era guiada por un hombre de aproximadamente 45 años de edad, acompañado por otras tres personas de entre 35, 30 y 25.

Seguidamente a esto los efectivos de policía divisaron que en el rodado había manchas rojizas y también en las prendas de los tripulantes.

Posteriormente a esto las autoridades policíacas procedieron a controlar la documentación pertinente del automóvil.

Sin embargo, el conductor de la camioneta indicó a la policía que no poseía ningún tipo papel personal, ni vehicular.

Es por esto que dieron intervención al Juzgado Penal de la localidad de Puerto Deseado que autorizó una requisa del auto.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular en cada rincón de la Ford Ranger.

Continuamente a esto se pudo saber que el mismo arrojó resultado positivo por tenencia ilegitima de armas de fuego.

Inmediatamente los uniformados procedieron a la aprehensión y traslado de los causantes y a su vez llevaron a cabo el secuestro de un rifle 22 MM y un rifle 357.

Por otra parte, realizaron la incautación de catorce restos de guanaco y puma faenados, tanto la carne como el cuero se incineraron, mientras que las armas fueron puestas a disposición del magistrado interviniente.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se supo que luego de cumplir los plazos legales estipulados de seis horas, recuperaron su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia.