Violencia de género

Detenido por agredir a su pareja y romper la casa

El jueves una mujer se presentó en el nosocomio para ser asistida por los golpes que le había dado su pareja el día anterior. La víctima dijo que el sujeto no quiso terminar la relación y la agredió. Antes de retirarse de la casa rompió todo lo que pudo.

Si sos víctima de violencia de género, no te calles, denunciá.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En las primeras horas de la mañana del jueves, una mujer se presentó en el Hospital Regional de Río Gallegos, para ser atendida por diversos golpes que presentaba en el cuerpo y heridas sangrantes en el rostro.

Los médicos de la guardia la asistieron y solicitaron la presencia del personal policial de la Comisaría de la Mujer y la Familia, para que iniciaran las investigaciones del caso.

Cuando el personal llegó al nosocomio se entrevistó con la mujer de 27 años, quien les contó que el miércoles mantuvo una fuerte discusión con su pareja, en la vivienda que compartían en calle Ramón y Cajal al 1000.

La víctima también dijo que todo comenzó cuando ella le dijo que no quería estar más con él, a lo que éste reaccionó golpeándola, para luego retirarse de la casa, previo a destruir todo a su paso.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción N°3 y a la Oficina de Violencia Doméstica, quienes evaluaron las medidas protectoras para la víctima.

Posteriormente la mujer fue intervenida quirúrgicamente, debido a que las lesiones en el rostro fueron de consideración.

 

Pericias

En tanto, el personal se dirigió al lugar y solicitaron la colaboración del personal de la División Criminalística, para que realicen las pericias del caso y de la Comisaría Cuarta, para que localicen y detengan al sujeto.

Cuando los peritos llegaron, realizaron una inspección ocular y luego comenzaron a tomar una secuencia fotográfica del lugar y de los elementos destruidos. Además, se levantaron muestras de manchas rojizas, entre otros indicios. 

Por último, se conoció que el sujeto fue encontrado por el personal de la Comisaría Cuarta, quienes lo trasladaron al cuerpo médico forense, para determinar si presentaba lesiones y comprobar indicadores que comprueben las lesiones provocadas a la víctima.

En este caso queda por resolverse la situación procesal del agresor, que quedó a disposición de la Justicia, y responder por el hecho denunciado por la víctima.