Piedra Buena

Desbarataron una fiesta clandestina con 160 personas en una casa

La misma se desarrolló en una casa ubicada en las inmediaciones de Bella Vista y Heriberto Cobeñas de la localidad de Comandante Luis Piedra Buena. Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal policial, DDI y Tránsito Municipal.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En horas de la madrugada del día de ayer se llevó a cabo un operativo policial en la localidad de Comandante Luis Piedra Buena.

El mismo se desarrolló en una vivienda ubicada en las inmediaciones de las calles Bella Vista y Heriberto Cobeñas.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la División de Investigaciones local y las Divisiones Comisarías.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas manifestaron que fueron solicitados en el inmueble ya que se estaba realizando una fiesta clandestina.

Asimismo, se pudo saber que del operativo participó el personal de la Municipalidad de Comandante Luis Piedra Buena, como también la División de Operaciones Rurales y Dirección de Tránsito Municipal.

Seguidamente a esto y tras las averiguaciones pertinentes se trasladaron hasta la vivienda anteriormente mencionada.

Una vez arribados al sitio constataron la veracidad de los hechos y procedieron a desactivar el evento.

Sin embargo, los concurrentes al percatarse de la presencia del personal policial empezaron a arrojar botellas de vidrio.

Afortunadamente no se registraron heridos por parte de ninguno de los oficiales presentes en el lugar.

Transcurridas aproximadamente dos horas los participantes de la fiesta comenzaron a salir del domicilio.

Ante esto, los uniformados pudieron constatar la presencia de alrededor de 160 personas.

En cuanto a los responsables del inmueble resultaron ser seis personas de entre 38, 24, 20 y los restantes de 18 años de edad.

 

Inmediatamente a esto los efectivos de policía procedieron a la aprehensión y traslado de los propietarios hasta la dependencia policial.

Luego de cumplir los plazos legales estipulados de seis horas, las personas recuperaron su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia por la infracción al Artículo 205 del Código Penal.

Por último, el personal de Tránsito Municipal procedió al secuestro de cinco vehículos, que se encontraban estacionados en la parte externa de la casa, ya que los conductores se negaron a realizar el correspondiente test de alcoholemia.