España

Denunciaron fiesta clandestina y era el gato poniendo música

Al llegar los oficiales, el dueño les explicó que el felino tiene la costumbre de encender el equipo con su patita y mover la rueda del volumen.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Era la madrugada del domingo y en un sector de la ciudad de Lugo, en España, el estridente ruido de la música interrumpió el sueño de los vecinos.

Al presumir que se trataba de una fiesta clandestina, dadas las restricciones por la pandemia del coronavirus que rigen en el lugar, los habitantes dieron aviso a la Policía.

Al llegar al lugar, los oficiales se encontraron con algo insólito: descubrieron que el lugar estaba vacío aunque, efectivamente, había un equipo de música encendido.

Al día siguiente lograron dar con el dueño del departamento quien les explicó que estaba afuera de la ciudad y que en el lugar solo estaba su mascota.

El hombre les explicó que su gatito “tiene la costumbre de encender el equipo musical con la pata y mover la rueda del volumen”.

Las autoridades le recomendaron al dueño del animal desenchufar su equipo para la próxima vez que salga de viaje. (Cadena3)

COMENTÁ