Coronavirus

De qué depende el posible ingreso de Santa Cruz a la Fase 5 de la cuarentena

La provincia no cuenta por ahora con trasmisión comunitaria del virus y hace 22 días que no hay casos nuevos. La posibilidad de permitir una nueva ola de repatriaciones la semana que viene.

No hay circulación comunitaria y el Gobierno espera que esto se mantenga.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con protocolo, Salta habilitó la actividad gastronómica durante el fin de semana y el retorno de bares y restaurantes, pero con previa autorización del Gobierno nacional. En San Luis, permitieron las reuniones familiares de hasta 10 personas en cada vivienda, de acuerdo a la terminación del DNI, y de 11:00 a 19:00. En Catamarca habilitaron algunas actividades deportivas.

Ayer en Chubut, el gobierno de Mariano Arcioni firmó el decreto que autoriza la apertura de hoteles y shoppings.

Varias provincias van camino a la Fase 5 del aislamiento o la “nueva normalidad”, que permite la movilidad del 75% de la población, y la realización de casi todas las actividades con hábitos de higiene y cuidado sostenido.

Esto es posible desde que el Presidente firmó el decreto que le otorga la facultad de liberar actividades a los gobernadores, pero con la previa autorización de Nación, que en la mano del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pesa la potestad de obligar a retrotraer las medidas de las provincias.

Este viernes o sábado el mandatario nacional podría anunciar el ingreso del país en la Fase 5, salvo para CABA y la provincia de Buenos Aires, y hasta Córdoba aunque debió retroceder de fase en la cuarentena, luego de decenas de contagios por COVID-19 detectados en el Mercado Norte de la capital de esta provincia.

Santa Cruz lleva 21 días sin nuevos casos, la cifra quedó en 49 y al mismo tiempo se recupera la mayor parte de personas infectadas.

No hay circulación comunitaria y el Gobierno espera que esto se mantenga, y por eso, la mayor preocupación son las repatriaciones.

El miércoles que viene se cumplen dos semanas desde la llegada de santacruceños repatriados, fecha para la cual se corrió la llegada de otros santacruceños que quedaron varados en Chile.

El Gobierno analiza habilitar una nueva ola de repatriaciones -la última- y así esperar los 14 días de cuarentena estricta de quienes lleguen, para luego habilitar la mayor cantidad de actividades. De este modo, la provincia no tendría nuevos casos y estarán recuperados el total de los 49.  Si esto se cumple, la Fase 5 será un hecho. Si no, significará que hubo nuevos casos y obligaría a retrotraer medidas si encima estos casos son por transmisión comunitaria.

Mientras tanto irán exceptuando otras actividades, previa autorización de Nación.

Los municipios han pedido que se autoricen los gimnasios y las actividades físicas. El lunes esto fue analizado por los ministros de Salud, Seguridad, Producción y Gobierno.

Otro punto a favor de la provincia, es que no existe peligro de transmisión alta con el uso de los transportes públicos, como sí sucede en Buenos Aires y las grandes urbes del país.

Hoy se estima que la Gobernadora mantenga un contacto con el Presidente. De esta charla y lo que anuncie Alberto Fernández, dependerá el decreto que firmará Alicia Kirchner posiblemente el fin de semana.