Río Gallegos

Danza e ilustración no binaria, una expresión de libertad y movimiento

@gatito4m0ti1nad0 es el nombre con el que elige identificarse lx riogalleguense, que hoy desde Buenos Aires, expresó a TiempoSur cómo encuentra la danza y el dibujo como un lugar donde se puede ser quien quiera, quien crea, quien fantasea.

COMPARTÍ ESTA NOTA

*Contiene lenguaje inclusivo

El ejercicio del baile es el medio que utiliza para llegar a la libertad y a la fantasía. Maullando sus deseos desde una identidad no binaria, libre y que se nutre desde los márgenes, explicó que la danza “es un lugar de libertad, para exteriorizar todo lo que siento y pienso, intentando no juzgarme”. En cuarentena, pero sin pausa para la creatividad, brindó sus percepciones artísticas sobre el universo del baile y celebró el paso que dio en la ilustración.

Si bien reside en Buenos Aires hace casi 5 años, la búsqueda por sus pasiones comenzó en su infancia santacruceña. “Me gustaba disfrazarme, montarme, ponerme vestidos, pelucas. Amaba actuar y bailar y por todo eso supongo que mis padres decidieron bien y me llevaron a danza”, detalló entre risas. Recordó el apoyo incondicional de su familia, que le permitió explicar por qué no prefería la clase de inglés y sí la de salsa y danzas árabes.

“Decidí formarme más profesionalmente, entre comillas, a eso de los 15”, explicó lx artista joven y disrruptivx de 21 años. Sus primeros pasos fueron en el Polivalente de Arte y con grupos de danza que le permitieron un compromiso serio y un ejercicio constante, que plantó la semilla de la profesionalización de la danza.

En un principio le gustaba mucho el clásico, pero finalmente se dio cuenta que era más por las plumas y lo performático, factores que podía encontrar en estilos más flexibles. “El clásico de cuando era chica hablaba de las condiciones naturales del cuerpo y llegaba a ser cruel en cierto punto”, explicó. En contraste hoy baila con Carla Di Grazia, intérprete contemporánea, donde principalmente entrena y participa de performances en fiestas.

Las formas de moverse

En su trayectoria, se nutrió de sus distintas formaciones y se adueñó de la posibilidad de “montarme y comerme un personaje” como una expresión de libertad y movimiento. Pasó por instituciones pero decidió formarse desde los márgenes académicos formales para adquirir otro tipo de conocimientos. “No me gusta la burocracia, no me gusta la relación vertical con la que llevan las formaciones, no me sirve para estudiar”, apuntó.

Descubrió las puertas que se abren, desde el privilegio de poder elegir, dependiendo las clases para tomar y los profesores con los que se puede entablar tener una formación amorosa y horizontal. “La danza no es algo tan individual como se plantea, cuando estás en un buen círculo, cuidado, no excluyente, el respeto se da por elección y no por imposición”, agregó.

Así aprendió que no hay una forma correcta o incorrecta para moverse. “Hay que cuidar el cuerpo, trabajar con otros pero romper con la idea de que solo una forma es válida. La institución, el título, crean un ser profesional que no necesariamente surge desde ahí”, comentó.

La ilustración

Si bien dibuja desde siempre, Gatito empezó hace muy poco a ilustrar con las herramientas digitales que le brindó Femimutancia, que también tiene orígenes sureños y es dibujante en la capital. “Lo hago porque la cuarentena me lo facilita estando en mi casa, tomar clases online de danza no es algo que me guste” explicó, aclarando que le gustaría avanzar en esta rama artística cuando termine el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Considera las etiquetas como una definición que puede resultar restrictiva por lo que se define como alguien que necesita moverse y que va a hacer lo que pueda mientras tenga tiempo. Por lo que si bien no se considera profesional de la ilustración, dibujando, escaneando, coloreando y subiendo a redes, ejercita su mente y resguarda su salud mental, por lo que encuentra en esta actividad el dinamismo de su ser creativo.

Colores estridentes, mensajes contundentes y situaciones hipotéticas surrealistas, son algunas de las formas con las que se puede caracterizar a la ilustración de @gatito4m0ti1nad0. “Lo hago pensando en la propia necesidad de hacer y mantener la mente ocupada, calmar la ansiedad considerando que es todo un proceso. Dibujo las imágenes que a mí me gustaría ver porque recién estoy empezando”, agregó, explicando que no tiene un estilo propio.

Entre sus mensajes, se hizo presente la proyección de un mundo sin crueldad animal. Rechazando la explotación animal y el especismo y entendiendo que la humanidad es la peor especie, también pudo encontrar en sus dibujos un medio para expresar su sentir. “Nos creemos superiores y con la autoridad para destruir todo y si puedo plasmar eso en dibujo, danza o una canción lo voy a hacer” explicó, con una perspectiva no tan trascendental, sino de necesidad de expresión.


COMENTARIOS