Patagonia Sur

Daniel Arroyo habló de los ejes centrales de la política social para el extremo sur argentino

Mediante plataforma virtual, el Ministro de Desarrollo Social convocó a medios de la región para dialogar sobre las proyecciones que el Gobierno central piensa en materia social. Arroyo lamentó el crecimiento de la pobreza y el desempleo en la pandemia, aunque señaló que se comienzan a evidenciar los objetivos de cara a la recuperación. Dijo que en Patagonia hay que “avanzar rápidamente” porque “pobreza con frío es la situación más crítica”.

Daniel Arroyo habló de los ejes centrales de la política social para el extremo sur argentino
COMPARTÍ ESTA NOTA

TiempoSur participó en el día de ayer de la conferencia de prensa que el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, brindó para algunos medios de la Patagonia. Luego de una breve introducción y la inevitable referencia a la situación sanitaria, rápidamente comenzó a referirse a los ejes centrales de su gestión. 

En principio, se refirió a la generación de empleo como prioritario y habló de cinco sectores que serían vitales para la aparición de mano de obra intensiva: La construcción, la producción de alimentos, la actividad textil, la economía de cuidado y el reciclado. En este sentido se refirió al fortalecimiento de cooperativas “en el caso que eso sea factible y la gente quiera formarlas”, aunque también las líneas de acción aplicarían a personas individuales contratadas en los mencionados rubros, para los cuales, además, existe un sistema de crédito no bancario para máquinas, herramientas a taza del 3% anual y un sistema de registro nacional de trabajadores de la economía popular que les permite ser monotributistas, tener factura y con dos años de gracia para comenzar a tributar. “Se capacitan, trabajan, se vinculan con el mundo laboral. Éste es el esquema que ya pusimos en marcha en todo el país y es la principal política social para los próximos meses”, dijo en materia de generación de empleo.

Asistencia social alimentaria

En este punto en específico, Arroyo planteó que la única política que es transversal a todas las provincias en la implementada mediante la tarjeta social, ya que, en otros tópicos, “cada una de las regiones tiene su realidad”, por lo que explicó: “Nosotros transferimos los fondos a las provincias. Se definen las líneas, las provincias presentan sus proyectos y transferimos fondos para adaptar a la realidad de cada provincia”.

Actualmente, producto de la realidad social que vive el país, la mayor parte del presupuesto de la cartera social se destina a la asistencia alimentaria, donde comedores y merenderos cumplen un rol fundamental, aunque aquí Arroyo manifestó que a lo que se debe aspirar es a que los comedores dejen de funcionar como tal y que las familias puedan comer en sus hogares. Recientemente se creó el registro nacional de comedores y merenderos a los fines de poder avanzar en el conocimiento de números certeros, ya que solo existe un numero tentativo de 10.000 comedores en el país. 

Previo a la pandemia teníamos 8 millones de personas que recibían asistencia alimentaria, hoy tenemos 11 millones”, expresó para ilustrar que hay 4 realidades en estos espacios de contención: “Personas que ya estaban, con una situación de pobreza histórica estructural; la gente que hacía changas y muy eventualmente estaba en un comedor; un tercer sector que nunca había estado, un sector informal integrado que vive de sus propios ingresos pero se vio afectado por la pandemia; y un sector pequeño que son personas que tiene trabajo formal y, así y todo, deben acudir a un comedor porque no alcanza” y detalló: “Vemos dos momentos en los cuales baja la cantidad de gente en los comedores, cuando se activa la construcción y textil, y cuando se activa la tarjeta alimentaria”. Para reflejar ejemplificó: “El Ministerio al 30 de junio ejecutó el 120% de su presupuesto anual, y marca el nivel de deterioro en la situación actual”. El abordaje llega a través de la compra y la entrega de alimento de manera directa, mediante un sistema de compra rotatoria donde se derivan fondos a municipios y provincias, la tarjeta alimentaria, la descentralización hacia los comedores y mediante los comedores escolares con bolsones y víveres. “El modelo ideal que apuntamos y que hoy estamos lejos, no lo podemos hacer, es el de la gente en el hogar, que coma en su casa. Está claro que la situación social ha empeorado. Antes de la pandemia teníamos 40% de pobreza general, 50% de pobreza en niños y 40% de trabajo informal. Hoy hay más pobreza, está claro que hay más desocupación e informalidad laboral”, reflejó para fortalecer la idea de que “vemos la política social como la tarea de generar trabajo. Asistir, capacitar y mover la actividad económica de la cadena productiva, pero el eje central pasa por potenciar el trabajo”.

“El gran desafío de la Argentina”

Si bien hace pocos días desde el Gobierno nacional se lanzó una renovada versión del Procrear, lo cierto es que existe un gran número de familias que se encuentran bajo la línea de la pobreza y, a raíz de su situación de informalidad, se le niega la posibilidad de acceder al “sueño de la casa propia”, a pesar de vivir situaciones de extrema vulnerabilidad. Arroyo recordó que “hay en el país 4 mil barrios donde viven 4 millones de argentinos, donde hay afinamiento, donde no hay servicios básicos”, a lo que sumó: “Tengo la obligación de urbanizar estos barrios. Cuando hablamos de las líneas pospandemia está la urbanización de estos 4 mil barrios, que es abrir calles con piso de material, viviendas en condiciones y servicios públicos. Ésta es una política de Estado a 10 años que va a trascender a un ministro, a un gobierno, pero tenemos que llevarlo adelante”.

Por otro lado, informó que se ha reactivado la línea de “ayudas urgentes”, aunque “hoy es un poco complicado en medio de la pandemia ponerlo en práctica, sobre todo con distancias tan largas como la Patagonia”. En este sentido, el pasado día jueves se lanzó también el plan “Más obras, más trabajo” el cual está destinado a pequeñas refacciones para el hogar, para los comedores o el club de barrio, el centro comunitario. “Hay algo estructural que es la urbanización, que es el gran desafío de la Argentina y claramente de los principales ejes de la política social, y en lo inmediato reactivamos el plan de ayudas urgentes”.

Siempre pobreza con frío es la situación más crítica y claramente es la situación de la Patagonia y sobre eso tenemos que avanzar rápidamente”.

Tarjeta Alimentaria “AlimentAr”

Vale la pena mencionar que los actuales titulares de Tarjeta Alimentaria corresponden al padrón de hasta el 31 de diciembre del 2019, por lo que en estas horas se trabaja en la confección de un nuevo padrón que abarque hasta el 30 de junio del corriente. Por este motivo Arroyo aclaró que “en cada provincia van a haber más personas que van a acceder a la tarjeta, con las mismas características que tenemos hasta ahora”, y continuó: “En los próximos días vamos a estar entregando en el Banco Nación de cada provincia las tarjetas de las nuevas personas con la misma lógica utilizada”.

Por último adelantó: “Estamos estudiando para ampliar el alcance de la tarjeta. O vamos a subir hasta chicos de 12 años, o comenzar con adultos mayores, lo estamos analizando, pero el objetivo es ampliar la cobertura social”.

El Ministro de Desarrollo Social de la Nación, en un tramo de la charla con los medios patagónicos se refirió a la Gobernadora Alicia Kirchner, recordando que él conoce la provincia de Santa Cruz y que fue de la mano de la mandataria santacruceña.


COMENTARIOS