CABA

Crece la convocatoria a las puertas de las escuelas por las clases presenciales

El máximo tribunal mantiene en suspenso la decisión sobre el amparo de la Ciudad para impedir el cierre de las aulas. Grupos de padres preparan un abrazo simbólico para el lunes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Pasan las horas, el lunes está más cerca y la Corte Suprema de Justicia mantiene en suspenso el fallo sobre el amparo del Gobierno de la Ciudad para impedir la suspensión de las clases presenciales. En medio ese escenario, grupos de padres convocaron a un abrazo simbólico en los colegios.

“No perdemos las esperanzas de un fallo a favor de nuestro reclamo”, indicaron a TN.com.ar fuentes de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta. Tras el recurso de inconstitucionalidad presentado por el mandatario porteño, la Procuración General de la Nación dictaminó que el máximo tribunal tiene competencia para expedirse sobre el tema.

Sin embargo, Carlos Rosenkrantz, presidente del máximo tribunal, todavía no citó a los otros cuatro jueces que lo integran: Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda. Y por ende, se mantiene inmóvil el expediente originado por la solicitud de CABA para que las clases presenciales en la Ciudad no se vean interrumpidas por el decreto presidencial.

La acción judicial busca que se declare la inconstitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia 241/21 del Poder Ejecutivo. Entre otras medidas, la normativa que comenzó a regir este viernes dispone la suspensión de las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades desde el 19 de abril hasta el 30 de abril inclusive.

Puntualmente, la medida cautelar es contra el artículo 2 del DNU e incluye a toda otra disposición o reglamentación dictada en su consecuencia: la Ciudad pide que se le ordene al Estado nacional que “se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto que implique poner en ejecución el Decreto cuestionado”.

De acuerdo con la postura del Gobierno porteño, la suspensión de las clases presenciales viola la autonomía de la Ciudad e implica “una virtual intervención federal”, ya que afirma que la Nación “se arroga potestades sobre competencias eminentemente locales, en salud y educación”.

Además, en el documento se afirmó que “la suspensión de las clases presenciales dispuesta no se encuentra justificada en datos empíricos”. Se elevó a las 9.50 del viernes, 10 minutos antes de la reunión entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta.

Tras ese encuentro, el Presidente confirmó el cerrojo a las aulas. Y criticó al jefe de Gobierno por “judicializar la política”. Larreta le contestó más tarde: “Estamos en esta situación porque el Gobierno no cumplió con el plan de vacunación”.

Convocatoria para un abrazo simbólico a las escuelas

Mientras el suspenso crece, por las redes sociales se replicó en las últimas horas la convocatoria de diferentes grupos de padres para dar un abrazo simbólico a las escuelas. “Llevá gorros blancos y carteles que digan ‘no cierren las escuelas’. #GlobosBlancosPorLaEducación”, fue la arenga que la Red de Familias y Padres Organizados por la Educación difundió a través de Twitter.

“La Corte no tiene plazos, pero hay una medida cautelar y una demanda tan fuerte, como fue la reacción de las familias, que me parece que eso también los jueces lo escuchan y entienden la gravedad de la situación”, remarcó Soledad Acuña, ministra de Educación porteña, en diálogo este sábado con CNN Radio. Y amplió: “La Corte tiene que resolver la cautelar, que supone una decisión de urgencia hasta que se resuelva la cuestión de fondo”.

La suspensión de las clases presenciales fue la principal consigna de las manifestaciones realizadas este sábado frente al Obelisco, la Casa Rosada y la Quinta de Olivos. Cerca de las 20, cuando comenzaba a regir la restricción a la circulación nocturna, un grupo de militantes con banderas amarillas e identificados con el Partido Libertario intentó entrar a la Casa de Gobierno y arrojó vallados. La Policía de la Ciudad detuvo a seis personas que quedaron imputadas por atentado y resistencia a la autoridad. Fueron liberadas cerca de la medianoche.

Otro grupo identificado con la misma agrupación desafió el DNU frente a la residencia presidencial y hubo forcejeos y empujones con los agentes que custodiaban el lugar.

Fuente TN. 

 

 

COMENTÁ