Salud

Coronavirus: Por qué un médico de Caleta Olivia se opone al aislamiento social

El Dr. Juan Acuña Kunz argumentó que la localidad no padece la misma situación que Río Gallegos con un brote epidémico. En medicina “dos más dos, no son cuatro y no se puede dirigir la medicina por decreto”, señaló. La disponibilidad de camas.

Dr. Acuña Kunz
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuando el Gobierno provincial dio a conocer el Decreto 891, el cual estableció nuevas medidas para cuatro localidades con casos positivos de COVID-19 -entre ellas Caleta Olivia- el Dr. Juan Acuña Kunz utilizó la red social para mostrar su desacuerdo.

El profesional de la salud –que no integra el COE de Caleta Olivia, pero sí fue consultado por el Municipio desde el inicio de la pandemia- entiende que el aislamiento estricto no debería aplicarse a su localidad porque no existe un brote de casos, como sí ocurre en Río Gallegos.

“No tenemos casos activos y más allá de la interpretación de constitucionalidad o no, podés pedir que exista aislamiento obligatorio para que no afecte a los adultos mayores, pero en Caleta no tenemos virus circulante, ya que el único caso fue importado”, fundamentó Kunz a TiempoSur.

En la fase ASPO, no pueden realizarse reuniones sociales, lo que para el médico no sería correcto ya que “debería existir la libertad de juntarse siempre y cuando no se superen las 10 personas”.

Por ello, opinó que dentro de DISPO -Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio- se podrían haber tomado medidas sin retroceder de fase.

“Estamos hace mucho tiempo en cuarentena en este país, por eso creo que no sería conveniente que gastemos las últimas balas de plata ahora, porque el virus se va a meter y vas tener una sociedad cansada que no va a responder. Por eso debemos utilizar –el DISPO- hasta donde podamos y si después debemos entrar en aislamiento, bueno, lo hacemos, pero más adelante la sociedad estará cansada porque ya está cansada”, explicó.

A su análisis, agregó que en medicina “dos más dos, no son cuatro”, por lo que “no se puede dirigir la medicina por decreto”.

TS:¿Por qué cree que la gente no cumplirá el aislamiento?

Creo que no lo hará porque estamos en una situación compleja desde el punto de vista social. Será difícil, es mi visión y yo quiero ayudar a que no nos infectemos, por eso lo importante es seguir controlando como ahora los ingresos a Caleta Olivia. No hay por suerte circulación de casos y tenemos a la gente aislada preventivamente. Uno debe manejar de la mejor manera posible a las cosas, mientras limitamos a familiares a juntarnos, dejamos que playones se llenen de jóvenes a jugar al fútbol. Cotillo me dijo que iba a tratar de generar coincidencia con eso, porque son jóvenes, adolescentes de 13, 14 años que no tiene barbijo, ni tapabocas. Pero si un chico se contagia y es asintomático, ahí se generan más contagios. 

¿Qué espera para después del 16 de agosto? (fecha en la cual vence el decreto actual)

Espero que baje la curva en el país porque en este momento está en pleno ascenso con muchos casos. Ayer (viernes) hubo más de 7 mil casos y lamentablemente muchos muertos. Estamos en la cumbre y esperamos, como dicen los infectólogos, que empiece a bajar después de este pico. Pasará que con mucha gente contagiada el virus va a decaer y se autoinmunizarán y sucede el efecto rebaño que puede matar gente y por eso tenemos a los adultos mayores bien guardados.

-¿Cuál es la disponibilidad de camas de terapia en Caleta Olivia?

Tenemos 24 respiradores, unas 130 camas. Si existe un pico de casos, necesitaríamos 300 camas para poder poner a los pacientes con dificultad respiratoria. Según las estadísticas mundiales, y lo que sucedió en Italia, necesitaríamos esas 300 camas. Por eso hablamos con Cotillo para sumar más y preparar 50 camas en los gimnasios, integrarlos al sistema de salud y proveerlos de oxígeno. Para un brote epidémico tendremos alrededor de 200 camas y las terapias de distintos lugares que son tres, con MEPRISA, la clínica Cruz del Sur y el Hospital. Con esas sumamos 20 respiradores más que por suerte tienen cero ocupación de COVID-19.


COMENTARIOS