Viral

Coronavirus: cuáles son los efectos secundarios que tendrán las vacunas

Expertos advierten que serán inevitables y aseguran que no habrá que preocuparse ante las reacciones que pueda manifestar el organismo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Con el avance del coronavirus, científicos de todo el mundo se abocaron a la tarea de encontrar una vacuna contra la enfermedad.

Países como China, Estados Unidos, Reino Unido, entre otros, avanzan en diversas etapas de prueba y eso lleva a los más optimistas a aventurar posibles fechas para el fármaco.

En ese marco, expertos comienzan a alertar sobre los posibles efectos secundarios de la vacuna en el organismo y llaman a no provocar alarma ante esas reacciones, dado que se trata -en lenguaje médico- del comportamiento “reactogénico”.

Los efectos, de acuerdo a una publicación hecha por el prestigioso sitio de divulgación científica StatNews podrían ir desde un simple dolor de cabeza hasta dolor en los brazos, fatiga, escalofríos y fiebre.

Sin embargo, según los médicos esto no debería preocupar sobre todo si estas manifestaciones son leves. Incluso, dichos síntomas podrían ser considerado un buen signo de que la inyección está funcionando y el sistema inmunológico comenzó a reaccionar, actuar y a manifestarse levemente.

“Creo que una de las cosas que tendremos que darnos cuenta es que todas estas vacunas serán reactogénicas… Todas van a estar asociadas con reacciones”, dijo Kathryn Edwards, directora científica del Programa de Investigación de Vacunas Vanderbilt en Nashville, Tennesse.

Coronavirus: advierten que no habrá que preocuparse por los efectos de la vacuna

Ahora bien, estas reacciones deberán ser leves para asegurar que los efectos contraindicados no sean profundamente nocivos para el paciente sano.

En este marco, por lo menos tres proyectos científicos avanzados debieron reducir la potencia de sus dosis para que esto no ocurriera: Moderna, Cansino y una empresa china.

Actualmente hay cinco tipos de vacunas en desarrollo: las genéticas, las de vectores virales, las hechas sobre la base de proteínas, las de virus enteros y las reutilizables, es decir, aquellas que ya son aplicadas en otras enfermedades. Todas ellas, sin distinción, podrían ocasionar algún tipo de reacción.

La más avanzada y la que más confianza genera en toda la comunidad científica -la que investiga la Universidad de Oxford junto al laboratorio AstraZeneca- reportó efectos secundarios en el 60% de los casos.


COMENTARIOS