Repercusiones  

Controlar las "ferias al aire libre" en Río Gallegos

Desde la Secretaría de Comercio municipal adelantaron a TiempoSur que se convocará a los organizadores de la “feria al aire libre” a los fines de disuadir la postura de realizar la actividad. Si bien se han presentado protocolos referidos a feriantes, aún no están permitidas. En la anterior gestión se intentó regularlas, aunque sin éxito.

La situación que hoy atraviesan las ferias al aire libre.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El debate en cuanto a la organización de ferias independientes, pueden ser barriales como así tambien otras de mayor trascendencia y popularizadas a lo largo de los últimos años en la ciudad, con fuerte presencia en establecimientos educativos y gimnasios de la ciudad (cuando se podía), encuadra varios aspectos a tener en cuenta. Primero la diferencia entre aquellas ferias productivas donde el valor está justamente en la producción a partir de la materia prima y la resignificación de la mano de obra local, sector que incluso ha presentado su propio protocolo para volver a la actividad, con aquellas ferias americanas donde lo importante es el contexto social, teniendo en cuenta por supuesto la necesidad manifiesta por los propios feriantes de generar ingresos a partir de la venta, en mayor proporción de indumentaria, aunque en el último tiempo se pueden adquirir tambien otros productos, y en este punto es donde se ha intentado legislar, pues el sector comercial entiende una desleal competencia al encontrar entre la oferta una gran variedad de productos nuevos. Otro de los puntos grises que muestra este tipo de estructura ferial es la figura del organizador. Durante un tiempo utilizaban varios gimnasios de establecimientos educativos y la persona encargada de gestionar los espacios y además propietario de la infraestructura (caballetes y tablones), cobraba a los feriantes el derecho a uso del lugar, también de forma irregular generando un negociado a costillas de la necesidad de los vecinos.

Esta situación derivó en la necesidad de generar reglamentación acorde, por lo que en 2017 las áreas de Comercio y de Desarrollo Productivo del municipio (gestión Giubetich) mantuvieron reuniones para abordar el vacío legal en ordenanzas referentes a la reglamentación sobre las ferias informales como por ejemplo regular a los “administradores” de las mismas.

En cuanto a la situación que hoy atraviesan las ferias al aire libre, las cuales son promocionadas a través de redes sociales y se dan en plazas de la ciudad, la secretaria de Comercio de la Municipalidad, Moira Lanesan, confirmó a TiempoSur que se encuentran en conocimiento de la actividad, aunque no pudiendo encontrar el camino del dialogo con quien sería el organizador de la feria. En principio, Lanesan explicó que, si bien las realizaciones de este tipo de ferias están prohibidas en nuestra ciudad, el referente de la feria se escuda en el Decreto 1426/20, rubricado por Alicia Kirchner y su gabinete, el cual dejó establecido que “la realización de reuniones sociales en espacios públicos o de acceso público al aire libre no deberán superar el número de 100 personas, respetando los protocolos vigentes”.

La funcionaria adelantó que en las próximas horas será citado a las instalaciones de la Secretaría para poder entablar el diálogo y explicar al vecino la reglamentación vigente. No descartó la posibilidad de una resolución que especifique la prohibición de las ferias. Vale la pena mencionar que el diálogo que busca la cartera comercial de la Municipalidad radica en el entendimiento de la necesidad de muchas de las familias feriantes.

Vale la pena mencionar que, a partir de la habilitación de las ferias en el ámbito de la ciudad, en cualquiera de sus modalidades, la Dirección de Desarrollo Productivo Local, dependiente del Municipio y encargada de la organización de este tipo de actividades, llevará adelante un extenso calendario de ferias municipales donde los feriantes podrán acceder de manera libre y gratuita. 

 

 

Promoción por redes sociales