Justicia

Contrataba chicos del interior y los abusaba

Se trata de un empresario gastronómico de Pinamar. Fue detenido.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un empresario gastronómico fue detenido acusado de abusar sexualmente de una de sus empleadas, a quien había contratado para trabajar durante la temporada de verano en el restaurante de un balneario de la localidad bonaerense de Pinamar.

Se trata de Claudio Alberto Tinari (44), oriundo de la localidad de Morón, quien fue apresado ayer y se negó a declarar al ser indagado por el fiscal de la causa y seguirá preso por el delito de "abuso sexual con acceso carnal".

Las fuentes indicaron a Télam que el hombre había contratado a varios jóvenes del interior del país y de la provincia de Buenos Aires para trabajar en el local gastronómico que concesionaba en el balneario Botavara, ubicado en la avenida costanera y el cruce con la calle Poseidón, en la zona norte de Pinamar.

Los investigadores lograron establecer que Tinari había alquilado, en los primeros días de la temporada, varias habitaciones en el Hotel Trinidad para alojar a sus empleados, pero luego reservó una casa para que pudieran vivir allí durante los meses de enero y febrero.

Una de las empleadas -de quien se preserva su identidad- denunció que el pasado 22 de diciembre fue abusada sexualmente en una de las habitaciones de dicho hotel.

Si bien el supuesto abuso fue antes de Navidad, un vocero judicial con acceso al expediente explicó a Télam que la joven realizó la denuncia el pasado 6 de enero en la Comisaría de la Mujer de Pinamar, luego de que otra compañera suya también presentara una denuncia contra Tinari pero por "explotación sexual".

Según consta en la denuncia por la violación, la joven salió de bañarse y se encontró con su empleador en la cama, quien la tomó del brazo y abusó de ella.

Tras obtener otros elementos, el fiscal Juan Pablo Calderón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pinamar, solicitó tres allanamientos y logró su aprehensión.

El hombre fue detenido en la casa que albergaba a los empleados, ubicada en la avenida Enrique Shaw al 3000.

En el lugar se secuestró su teléfono celular y un bolso marca Puma de color turquesa y azul, y una valija roja que contenían ropa y elementos de perfumería de la víctima.

Los otros dos lugares allanados fueron el balneario donde funcionaba el restaurante y la casa donde se alojaba el empresario, y que compartía con su pareja.

Participaron de los operativos la Comisaría de la Mujer de Pinamar y el Servicio Externo de Ostende y Pinamar. (El Tribuno)

COMENTÁ