Los Odell

Conquistadores de la montaña

Max (padre), Pedro y Tomás (hijos), desarrollan el andinismo en familia desde hace más de una década y hace tres días cumplieron su travesía más importante al ascender el Chaltén (Fitz Roy). “Mi papá vio una ventana de buen clima y nos dijo que vayamos”, contó Tomás naturalizando la hazaña de convertirse en la persona más joven en dominar el cerro. Tiene solo 15 años. Su hermano Pedro no se queda atrás, tiene 18.  

Hermanos en la cima.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los Odell son una familia tipo gestada en Chaltén. Max (padre) llegó hace poco más de 20 años a una ciudad en crecimiento donde conoció a su actual compañera y con quien han formado una familia de montañistas. Pedro (18) y Tomás (15) nacieron en El Calafate, pero “a los dos días vinieron a crecer con la montaña”, contó Max Odell en diálogo con TiempoSur.

Desde entonces los ya no tan pequeños han desarrollado la actividad del andinismo junto a su padre y también en el club andino de la ciudad, por lo que el logro celebrado ayer “con un costillar y un cordero al asador”, es alegría para todos los vecinos de la pequeña ciudad cordillerana, donde según algunos vecinos, los Odell son “muy aplicados, muy humildes y muy buenos vecinos”.

Durante esta temporada subieron en diferentes momentos, diferentes picos: Guillaumet, Poincenot y la última travesía al Fitz Roy, entre las cumbres más sobresalientes. La familia Odell es amante de las montañas en todas sus disciplinas. Max Odell es un guía de Montaña local, escaló prácticamente todo, y hace ya unos 4 años que lleva a sus hijos a la alta montaña a escalar, esquiar, caminar, aunque la preparación comenzó hace muchos años en senderos y gigantes piedras en cercanías a la ciudad.

Tomás y Pedro son discípulos de su padre y han logrado en estos últimos tiempos, records de escalada en dificultad, grandes cumbres en la alta montaña y han acumulado una gran cantidad de experiencias.

En gran parte la posibilidad de realizar esta travesía se da gracias a esta condición de conocedores del terreno. Justamente en cuanto la preparación, Max contó que “armamos una buena logística y esperamos la ventana que se dio en lo climatológico. Los chicos están acostumbrados ya habíamos hecho algunos picos esta temporada”.

En cuanto a las repercusiones, el andinista cuenta que “hoy no lo podíamos creer que ya había una nota en TiempoSur, nos están llamando de radios, de todos lados. Para nosotros el objetivo es estar en la montaña, es natural, somos de acá”.

Tomás, el más chico de la familia, también dialogó con nuestro medio donde expuso su experiencia en la montaña, contó sobre lo “incómodo” de dormir en la pared, las vistas y el logro de convertirse en la persona más joven en hacer cumbre en el Fitz.

De esta manera los Odell se han convertido en otra de las travesías destacadas de la alta montaña 2020 – 2021 y seguramente ocupen algunas páginas de las revistas especializadas del mundo, como grandes andinistas de la Patagonia.