Punta Arenas

Condenaron a 10 años de cárcel a un hombre que robó a sus vecinos

El tribunal dio por acreditado que el acusado robó en dos oportunidades a sus vecinos. Sustrajo bicicletas, parlantes y herramientas, entre otras especies.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este miércoles, el Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas comunicó su sentencia contra Cristián Sebastián Reyes Sáez. Por ser el autor de dos delitos de robo en lugar habitado, el imputado pasará 10 años de cárcel, pena que cumplirá en el Complejo Penitenciario de Punta Arenas.

Tras cinco días de juicio, el tribunal dio por acreditado que el imputado se aprovechó de la ausencia de sus vecinos y entró a robar a su inmueble en dos oportunidades. Ambos ilícitos ocurrieron en enero y marzo de 2019.

En el inmueble, ubicado en la Población Pablo Neruda, el sujeto sustrajo bicicletas, parlantes, taladros y una caja de herramientas, entre otras especies. En total, el avalúo de los bienes robados ascienden a cerca de 1.200.000 pesos.

Para condenar a Reyes Sáez, los jueces se ayudaron del registro visual de algunas especies sustraídas, que fueron halladas en el domicilio del imputado. Además, contaron con “pantallazos” y registros de audio de WhatsApp donde el sentenciado pretendía comercializar los artículos robados.

Además, funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) exhibieron planos planimétricos de las viviendas. En ellos, se ve la reja perimétrica que fue escalada por el imputado para robar las especies.

Cuando se sentó en el estrado, el acusado señaló ser inocente de los delitos imputados. Según su declaración, el responsable del ilícito fue un amigo suyo y él se limitó solo a mirar. Según la sentencia, esa versión “es incoherente y contradictoria”.

La sentencia no fue unánime entre los jueces. El magistrado Julio Álvarez Toro consideró que el imputado participó en calidad de cómplice en los robos. “Su intervención solo permitió facilitar el ingreso de un tercero por su vivienda para acceder al inmueble donde se perpetró el robo”, dice el dictamen para justificar la decisión del juez.

El condenado cumplió con la medida cautelar de prisión preventiva durante los 4 meses posteriores a su detención y, posteriormente, desde el 30 de noviembre del año pasado. Por ello, se le abonarán cerca de 200 días de cárcel en su sentencia definitiva.

Fuente El Pingüino. 


COMENTARIOS