Alquileres

Con hijos NO

Los alquileres “sin hijos” limitan a cientos de familias dentro del mercado inmobiliario, además de ser una acción de las más despreciables que podamos imaginar. A pesar de ser moneda corriente y de conocimiento público, ya que se publicitan con esta condición, no hay acciones de las autoridades que limiten tamaño acto de discriminación. Las presentaciones y reclamos de asociaciones de inquilinos caen en saco roto siempre. “No hay intención de controlar a las inmobiliarias”, exponen.

Los alquileres “sin hijos” limitan a cientos de familias dentro del mercado inmobiliario.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los abultados precios que se piden por los alquileres no son el único gran obstáculo al que se enfrenta cualquier persona a la hora de encontrar vivienda. Ahora, también es un impedimento el hecho de tener hijos.  El no tenerlos es uno de los requisitos que, de manera frecuente, se observa en las publicaciones y anuncios en las redes sociales, y también en las secciones de clasificados. Si bien desde el sector inmobiliario aseguran que son casos puntuales y que no se trata de una tendencia, las organizaciones encargadas de la defensa de los inquilinos insisten que es una práctica cada vez más usual. En Santa Cruz, según comentó Matías Solano, presidente de la Asociación de Inquilinos, desde el espacio se han realizado varias presentaciones en la Secretaría de Derechos Humanos, aunque tampoco han logrado avanzar en soluciones por esta vía. 

Solano remarcó a TiempoSur: “Cuando analizamos estas cuestiones caemos siempre en lo mismo, que es la falta de control total de lo que hacen o no hacen las inmobiliarias. Nadie controla qué pasa y cómo desarrolla su actividad, siendo que incide en cuestiones sociales, familiares y económicas. Es una actividad que tiene temas que deben ser controlados”.

En cuanto al hecho en sí, manifestó: “Esto es gravísimo, es una discriminación y va en contra de todo lo que se viene consiguiendo en materia de derechos”, y reforzó: “En algunas situaciones damos intervención a la Secretaría de Derechos Humanos que siempre nos atiende. Y ellos cuando quieren dar curso a otras áreas de defensa del consumo no logran nada. Hasta que no haya voluntad de controlar a las inmobiliarias esto va a continuar ocurriendo”.

 

No es delito

TiempoSur habló también con el Dr. Giorgio Benini, especialista en derecho constitucional y profesional de nuestra ciudad, quien dijo, en principio, “es una exigencia de los propietarios, no tanto de las inmobiliarias”, ya que éstas lo único que hacen es transmitir esta decisión del dueño de la vivienda. Expuso que la medida no tipifica como delito alguno, aunque en realidad “en los contratos no se pone porque ante un reclamo judicial puede ser complicado”.

En este sentido, explicó que el propietario de la vivienda “tiene derecho a seleccionar a las personas a las que les va a alquilar; la inmobiliaria lo que tiene que hacer es poner a consideración de los propietarios las personas que van a consultar por las viviendas y es el propietario quien elige”, cerró.


COMENTARIOS