Cocina

Cómo hacer lasaña de berenjena

Una opción deliciosa y saludable que te va a hacer quedar estupendo con tus comensales.

Cómo hacer lasaña de berenjena
COMPARTÍ ESTA NOTA

La lasaña sin pasta con berenjenas es un plato que va a provocar buenas críticas a tu cocina.

Considerado uno de los platos más populares de la cocina mundial, esta opción va a generar buenos comentarios.

La receta de lasaña sin pasta con berenjenas que presentamos, incluye también otros ingredientes que complementan el potencial nutricional de las berenjenas. Queso, tomate, cebolla, jamón, enriquecen el plato, tanto en nutrientes como en sabor.

El paso a paso para hacer lasaña sin pasta con berenjenas 

El primer paso es preparar las berenjenas. Se lavan, se pelan y se cortan en láminas a lo largo, de medio centímetro de espesor. Se colocan en una fuente y se espolvorean con sal gruesa. Permanecerán así durante unos 30 minutos como mínimo. Con este procedimiento, las berenjenas sueltan el agua, y la lasaña quedará más firme y sabrosa.
Mientras las berenjenas están en esta etapa, se prepara la salsa. Se pica la cebolla y los ajos y se saltean en una sartén en la que se ha vertido aceite de oliva.

Se trituran los tomates y se agregan a la preparación anterior.
Se agrega sal, pimienta y una cucharada de azúcar, para atenuar el ácido del tomate. Se cocina a fuego medio para que evapore y se concentren los sabores.

Se retoman las berenjenas. Se enjuagan para quitarles la sal y se secan con papel absorbente. En una sartén plana con un poco de aceite, se dora cada lámina de ambos lados. Se retiran y escurren en papel.

En una fuente para horno profunda, se añade un poco de aceite y se pincela el fondo. Se cubre con láminas de berenjena. Encima, distribuir una capa de queso mozzarella, una de queso ricota y una de jamón, si no es para vegetarianos. Se cubre con salsa de tomate. Después se vuelve a colocar capa de berenjenas y se repiten las capas de quesos y salsa. Las capas finales deben ser berenjenas y salsa de tomates. Por encima, se espolvorea con abundante queso parmesano.

 

Precalentar el horno a 200ºC y cocinar la lasaña durante 45 minutos. Si el horno es muy potente, será conveniente cubrir la fuente con papel aluminio durante los primeros 30 minutos y luego quitarlo para que el parmesano se funda.


COMENTARIOS